Translate

Thursday, August 02, 2018

OTRA CARTA DEL GOBERNADOR IZÁBAL A LOS YAQUIS (1904)



OTRA CARTA DEL GOBERNADOR IZÁBAL A LOS YAQUIS (1904)
Existe otra reveladora misiva que Rafael Izábal escribió a los yaquis durante los mismos sucesos de La Carbonera en 1904. Esta carta, publicada por el bisemanario El Imparcial, cuyo director y propietario era el señor Aurelio Pérez Peña, decía lo siguiente:
A los nueve Capitanes que hablaron con el Sr. Mills en la Sierra de La Carbonera.
SEÑORES:
El Señor Carlos Mills me ha impuesto del asunto que trataron ustedes con él en ese lugar.
En efecto, yo he autorizado á este señor para manifestarles lo que ya les he manifestado, esto es, que estoy dispuesto á indultar á ustedes garantizándoles la vida si se someten á la obediencia del Gobierno y al cumplimiento de las leyes comenzando por hacer entrega de sus armas y parque.
Yo, como Gobernador del Estado, tengo obligación de dar garantías á todos sus habitantes sin excepción de razas: para mí lo mismo es que sean yaquis como que sean yoris, mexicanos ó extranjeros, y bien puedo decir que la raza yaqui me inspira especial interés, porque no sólo la considero útil, sino que me consta que lo es para el desarrollo de las diversas industrias de Sonora, y me duele verlos cegados por el error, apartarse del camino del órden y del trabajo para buscar en la guerra la miseria de sus familias y su propia destrucción.
Yo también soy hacendado y conozco bien las necesidades de los sirvientes…; no solo en mis haciendas en donde tengo un número considerable de sirvientes yaquis y en donde están todos contentos del tratamiento que reciben…
En la guerra hé tratado á los yaquis con humanidad; pero también hé tenido que castigarlos severamente, y por fortuna hasta hoy, á muy corto número los que se obstinan en no someterse; pero en cambio á los que les ofrezco garantías se las doy completas, como pueden decirlo más de quinientos que he aprehendido, que me han entregado sus armas y que me han dado su palabra de no volverse á meter en la guerra… ustedes saben cuáles son los elementos que tengo yo á mi disposición para combatirlos… pero no quiero matarlos, si no es que me pongan ustedes en ese duro caso para mí…
Me cuentan que ustedes dicen que no se han respetado los salvoconductos que se les han dado; pero ustedes saben muy bien que no se han respetado, cuando ustedes no han cumplido con su palabra, pues estos salvoconductos se les han encontrado, no solo á los yaquis que han muerto en la guerra y en el campo sino también á los que asaltan á los pasajeros en los caminos, y por cierto que no fue para eso para lo que se les ha dado los referidos salvoconductos.
A más de lo que dejo dicho en esta carta, el señor Mills que será el portador de ella, les dirá á ustedes de palabra todo lo que dejo de decirles aquí por no hacerla interminable.
Ahora, piensen ustedes en las ventajas y desventajas que les traerá la paz ó la guerra. Yo sé que son ustedes muy inteligentes, y por lo mismo, espero que aceptaran la paz como se las propongo teniendo ustedes la seguridad de que yo soy hombre que siempre cumple su palabra.
EL GOBERNADOR DE SONORA.- Rafael Izábal.






No comments: