Translate

Saturday, April 21, 2018

El anochecer de las Mariposas: Elia Casillas


Fui a Álamos, el FAOT estaba en marcha, la gente también. Encaminé con los artesanos que hacen collares, pulseras, aretes y le encargué a una de las chicas una pulsera para mi pie, quería una mariposa, el color: rojo y negro. "Yo no la voy a hacer".  La miré extrañada, días antes lo hablamos y ella se comprometió, creí en su palabra. "Mira, él es como tú, le gusta soñar, nadie como él para hacerte la mariposa" El chico se acercó, vimos el precio. Al siguiente oscurecer me entregó la pulsera. Primero la usé en la mano derecha, ahí tengo otra mariposa, ésta, es amarilla, con tintes negros y verdes, se la compré a un huichol, en la playa La Manzanilla, Nayarit. Advertí, que mientras la usé, tenía pesadillas, alguien halaba mi mano, y me hacía girar por toda la recámara. En un principio, era imposible culpar a las mariposas, sin embargo, las separé, la roja con negro la pasé a la muñeca izquierda. Un amanecer, el canto de los gallos me despertó, me dolía el brazo siniestro, y aunque no recordaba el sueño, vi las cortinas en el piso. Vagamente me observé dando vueltas y para detenerme, intenté afianzarme del cortinero, no soñaba, yo andaba en un volantín verdadero. Eres tú rojilla, le dije a la mariposa, el dolor de mi brazo ya lo tenía hasta el hombro, era ahí donde iniciaba el martirio. No iba a tirarla, entonces, la coloqué en mi pie derecho, pensé que ahí terminaban mis acrobacias. He volado tanto con ella, que ahora tengo que ponerme de acuerdo, porque no todas las noches podemos salir, hay anocheceres que apenas somos sombras, entonces me visto de negro y camino a al lecho, de lo demás, ella se encarga, yo lo único que le pido a Dios es que un día no vayan a confundirnos y piensen que los vampiros regresaron y me encuentren con una estaca en el corazón. Porque hay gente mala, sí que la hay.

Navojoa, Son. Abr./21/2018
1:08 a.m.





No comments: