Translate

Thursday, July 27, 2017

Elia Casillas



El camposanto apalea mi raza nuevamente,

     y no veo el resplandor del vestido,  

tengo el vientre ebrio,

pero no estoy en las caderas

y mis ojos

se desmantelan en la orilla del café.

No voy, ni me quedo,

esta pausa es remolino,

es mi duda filosa

aullándole a la droga de sus muslos.

A la boca la ampolló el desamparo

y el eco del vacío,

¡aquí Dios no sirve!

quite sus palabras

y deje los orgasmos estrellándome el orgullo,

debí cegar las zapatillas cuando usted pasó,

desde ayer, soy un pie más

detrás su lumbre.

Está consumiéndome 

y su babilla duele,

el destino lo puso en estos brazos

y yo lo borro.

En este destierro me eclipso,

aseguro tu imagen en el sonido,

tengo miedo de esta dura comunión

donde quedamos

como dos gotas humeantes de copal

en el remolino de las eras.

Me escucho en cada fragmento de esa larga

letanía,

los labios aún tienen el escalofrío de la espalda,  

en las entrañas está madurando una hoguera,

es hora de afinar el vientre

y de montar un cielo de Alondras
 
a la sombra de Dios.    

Arrinconó en las manos su hebra,

sus aristas son desliz

y quitapesares,  

hunde los dedos en mi nostalgia

y se complace con disparar mensajes

que roba a la ternura.

El polvillo de mi poesía se desliza en el

    sombrero

y donde circulo, nacen


y se rompen los espejos que nada reflejan.



Libro: POR ESTA HEBRA





No comments: