Translate

Monday, January 23, 2017

María Katzarava: FAOT 2017: Una gran voz humana



Para su tercera noche de gala, el FAOT 2017 ofreció al público alamense una de las mejores propuestas operísticas de que tengo memoria en mis años de venir al festival. La destacada soprano mexicana María Katzarava, de gran carrerainternacional, se encargó de cantar y actuar la ópera de cámara La voz humana, de Francis Poulenc (sobre un texto de Jean Cocteau) y lo hizo de manera admirable.
Ahí donde la ópera tradicional está llena de diálogos de amor de todo tipo, La voz humana es un extenso monólogo de desamor, protagonizado por una mujer que está en trance de ser abandonado por su amante, que ha encontrado a otra. Además de que se trata de un texto complejo, escrito por Poulenc con muchos matices emocionales, cualquier intérprete de esta fascinante pieza tiene que lidiar con una situación (problema) singular: el amante traidor nunca aparece en escena, nunca se escucha su voz. Así, la protagonista canta y actúa todo el monólogo a través de un teléfono, reaccionando a una presencia virtual, inexistente. En este sentido, María Katzarava demostró que tiene tablas de sobra para lograr esta compleja ficción de diálogo, ya que en todo momento su interpretación de “Ella” (así se denomina, sencillamente, el personaje) fue creíble y sólida. Mientras habla con el amante, Ella no solo sufre las consecuencias de la pérdida amorosa, sino que su angustia es exacerbada por una mala conexión telefónica, que se corta repetidas veces. Cada vez que tiene que colgar, cada vez que descuelga de nuevo y no hay nadie en la línea, cada vez que se reconecta con el amante que se le escapa, la mujer pasa por un auténtico laberinto de estados de ánimo, y todos ellos fueron expresados con intensidad y vitalidad por María Katzarava. La puesta en escena, a cargo de Paolo Giani Cei, contempla una verdadera telaraña de cable telefónico, que funciona muy bien como metáfora del predicamento de la protagonista; ese cable es, al mismo tiempo, el hilo que la conecta con el amante que está perdiendo, y la red que la tiene prisionera de sus pasiones. En este contexto, la soprano mexicana supo manejar con prestancia el espacio físico así acotado, añadiendo una interesante dimensión extra de buen teatro.
Y claro, en el centro de todo ello, una interpretación vocal de primer orden, no solamente en lo que se refiere a una poderosa, clara y precisa enunciación de texto y música sino, también, en una amplia, variada y bien coloreada variedad de estados de ánimo expresados coherentemente por ambas intérpretes, María Katzarava la cantante, y María Katzarava la actriz. De importancia central en el éxito de esta representación de La voz humana, el hecho de que el francés es un idioma especialmente cercano a Katzarava, lo que añadió una importante cuota de verosimilitud a su actuación. Al interior de una puesta en escena completa y redonda, complementada por un diseño escenográfico sencillo, moderno y eficaz, lo más atractivo desde el punto de vista teatral fue atestiguar la transformación paulatina de los afectos de la protagonista, que va desde la tenue esperanza de recuperar al amante, a la decepción total de saberlo perdido. Fue en este trayecto que María Katzarava tuvo su logro actoral principal; además, esas transformaciones fueron señaladas con sutiles y eficaces variaciones en su emisión vocal, potente y retadora en los momentos en que Ella confronta al amante, finamente controlada cuando adopta el papel de víctima. Sin duda, el admirable resultado de esta puesta en escena de La voz humana tuvo como uno de sus elementos principales la colaboración experta del pianista Abdiel Vázquez, siempre al servicio de la protagonista, siempre preciso, siempre atento a las cambiantes necesidades escénicas.
Sin duda, el FAOT hizo una apuesta admirablemente riesgosa al poner La voz humana; el resultado artístico fue de gran nivel, pero el público no fue ni lo numeroso ni lo entusiasta que la ocasión merecía. ¿Será que aquí en Álamos se han malacostumbrado a la pedacería de ópera, que aplauden a rabiar, y no tienen la paciencia para escuchar una gran ópera como esta, así sea breve y compacta? ¿O será que se asustaron con el anuncio de una ópera en francés, que no es Carmen, que no es de Verdi ni de Puccini, y que es moderna? Sea como fuere, esta Voz humana mereció una mejor recepción que la fría acogida que se le dio anoche en el Palacio Municipal. Ojalá que las sucesivas puestas de la obra que ha planeado María Katzarava sean mejor apreciadas en otros ámbitos; los sobresalientes resultados artísticos que logró bien lo valen.



Tomado de: http://h.canalsonora.com/faot-2017-una-gran-voz-humana/



No comments: