Translate

Thursday, November 17, 2016

Ramón Eder («Ironías», Renacimiento, 2016)


Escuchemos la voz del oráculo Ramón Eder, venerable maestro del aforismo, que en su libro «Ironías» (Renacimiento, 2016) ilumina con relámpagos nuestra tiniebla interior, haciéndonos sentir más inteligentes:


Un político es un ciudadano menos.
---
Si nos alejamos mucho de una tentación caemos en la siguiente.
---
Rebelarse es revelarse.
---
Lo contrario de suicidarse es llevar una doble vida.
---
Los mejores cuentos son los que comienzan cuando terminan.
---
Es necesario saber cuáles son exactamente nuestros defectos, porque en el fondo somos incorregibles.
---
Si se tiene un poco de mundo hay que desconfiar de la segunda impresión.
---
Hay que conseguir que el dolor produzca una perla.
---
Somos inmortales todos los días de nuestra vida, excepto uno.
---
Leer es dejarse de tonterías.
---
El paraíso está lleno de mosquitos.
---
Los miopes son idealistas.
---
Se miraron y tuvieron una niña.
---
Las alas se atrofian si no se usan.
---
Los tramposos se sulfuran cuando los honestos les ganan hábilmente la partida.
---
El presente es un regalo.
---
Sonreír es vencer la ley de la gravedad.
---
Los filósofos son los hombres del Tiempo.
---
Sin compasión no hay cordura.
---
Siempre se llora por lo mismo.
---
Cada día es una odisea y cada noche una ilíada.
---
Todos los recuerdos son falsos.
---
La única manera de superar una catástrofe personal es consiguiendo que nos mejore.
---
Las flores son pornografía pura.
---
La vida consiste en no perder la alegría bajo la espada de Damocles.
---
Dormir bien es tener solucionado un tercio de la vida.
---
Ser buena persona es tan difícil que muchos ni lo intentan.
---
Se puede matar con un adjetivo.
---
La inmadurez es una estrategia para retrasar la putrefacción.
---
Cuando alguien nos hace esperar, para distraernos, pensamos mal del que tarda.
---
A las personas que tienen dos caras hay que mirarlas de perfil.
---
Silenciosamente crecen los árboles como gigantes buenos.
---
Se asomaba al abismo y tomaba notas.
---
La siesta hace de un día dos.
---
La vida en sus mejores momentos es cursi.
---
La misión del Estado es organizar el egoísmo de sus ciudadanos.
---
Procurar no hacer daño a los demás no te hace bueno, pero impide que seas un miserable.
---
Como era un perfeccionista todo le salía mal.
---
Hay que ser valiente para cambiar radicalmente de ideas.
---
A veces hay que decir que dos y dos son cinco para no tener una guerra civil en la cocina.
---
A veces pienso que si me gustaras menos me gustarías más.
---
El amor sin sexo lleva al sexo sin amor.
---
La madurez es aprender a vivir sin los seres queridos que se fueron.
---
La fealdad del mundo lucha con la belleza y pierde.
---
La vida es una ficción basada en hechos reales.
---
Levantarse de buen humor es el privilegio de los cantamañanas.
---
Era tan cambiante que ella sola era un harén.
---
Un gato gordo es un monstruo feliz.
---
Todos tenemos la vaga sensación de haber estado en el Titanic.
---
La soledad es una fiesta llena de fantasmas.
---
La intuición nos evita muchos razonamientos erróneos.
---
Piensa mal de ti mismo y acertarás.
---
La autocomplacencia es propia de los mediocres con ínfulas.
---
El otoño es la primavera al revés.
---
El que finge mucho acaba por no saber cuándo deja de fingir.
---
La vida horizontal nos salva de las miserias de la vida vertical.
---
Es bueno ir unos días al campo para añorar la maldita ciudad.
---
En las épocas de paz la guerra es interior.
---
En la infancia somos felices porque somos salvajes.
---
Que más vale tarde que nunca uno lo empieza a comprender cuando ya es tarde.
---
Hay muchos reaccionarios que no saben que lo son.
---
Si existe la otra vida sólo lo sabremos si existe la otra vida.
---
De lo que se trata en la vida es de no ser un pobre diablo.


Ramón Eder («Ironías», Renacimiento, 2016)

Gracias, Javier Puche






No comments: