Translate

Sunday, February 21, 2016

Voy a escribir de los Arellano Hernández… Juan José y Erick


Elia Casillas


Voy a escribir de los Arellano Hernández (según ellos, gente de béisbol), voy a escribir de ellos, porque es mi deber. Juan José, Erick Arellano Hernández, no puedo quedarme callada, si lo hago, voy a enfermarme. Cuando   nos comentaron que el equipo Vaqueros de la Laguna iba a ser  de ellos, nos dio alegría, porque creímos que mejorarían la situación económicamente, la situación del equipo, no la de nosotros. Ellos, son personas con dinero y con dinero baila el perro, el gato y cualquiera. Ellos son gente de lana, de billete, de mucho billete yo creo, y lo pienso porque, atropellar de esa forma a una persona como Mercedes Esquer, quien ya tenía contrato firmado con el equipo, atropellar, sí atropellar, atropello, no encuentro otra palabra.  Una vez más me doy cuenta de que: los individuos con plata patean, sin importarles el daño que causan.   A eso voy. Si ya habían hecho que MEL les firmara (para asegurarse que no lo hiciera con otros), ahora lo dejan fuera del roster, cuando él ya no puede buscar sitio para acomodarse, porque casi inicia la Liga Mexicana. De la noche a la mañana no pudieron hacerse de la franquicia  (imagino), entonces ¿por qué no avisarle a tiempo, para que Mercedes se fuera a escarbarle por otros rumbos? Nosotros estamos en manos de Dios, y por lo mismo, yo no puedo quedarme en silencio, escribir es un don que Él me ha dado y con estas palabras, lo único que me gustaría es crear conciencia; no pueden hacer esto (aunque ya lo hicieron) y quedarse como si nada hubiera pasado.  Si MEL no les hubiera firmado un contrato y el trato hubiera sido de palabra, en este México, todos sabemos que las palabras se las lleva el viento, el río las arrastra, y el que no tiene valores, quienes no respetan, sustentan una facilidad tan grande para derribar a las personas, sacarlas, y abusar de su buena voluntad. Antes, debo decirles que: MEL trabaja con jóvenes en Sinaloa de Leyva y le ofreció los prospectos a Vaqueros, sin recibir nada a cambio; es más, ni siquiera les pidió trabajo, días más tarde  hablaron para que les firmara por la temporada.  MEL,  lo único que ha hecho en su vida es servir y darse a este deporte honestamente.  La mayor prueba son: los dos reconocimientos que él ostenta, su entronización en los salones de la Fama; uno en Liga Mexicana y el otro, en Liga de béisbol del Caribe.    Señores, no todo en la vida es dinero, hay que tener educación y hacer las cosas como Dios manda, sin pasar por encima de los individuos. ¿Quién nos defiende…? ¿Quién protege al pelotero? Insisto, había un contrato firmado, ustedes Arellano Hernández, ¿no tenían conocimiento, no estaban al tanto de que: existe este papel con un garabato que corresponde a Mercedes Esquer? Como lo he escrito hasta el cansancio… ¡Dios salve al béisbol mexicano! Y que a nosotros, como familia, nos haga fuertes, para tolerar a estas BESTIAS EMPRESARIALES. En tus manos estamos Gran Padre del Universo. Quiero recordarle algo a estos hermanos: en el béisbol somos familia.  



Navojoa, Sonora. Febrero de 2016
  

No comments: