Translate

Thursday, January 14, 2016

Parque Infantil de Navojoa, Sonora. Elia Casillas


 
El diputado dijo  –Yo también quiero un parque infantil en Navojoa-.  Adió –comenté- El diputado del que hablo, es: Alberto Natanael  Guerrero. “Suena sencillo, ahí, en el café donde por muchos años nos reunimos unas amigas y yo,  nació ese sueño, luego de que Pilar Fernández dijo por primera vez –quiero un parque infantil para nuestros hijos, quiero un parque para llevarlos, Navojoa necesita un parque para nuestros niños, un sitio a donde ellos puedan ir, salirse de sus casas, jugar, divertirse en familia-. Nos sorprendió, pero era tan grande su entusiasmo que alguien recordó al diputado y nos fuimos a verlo, estaba cerca de donde nos reuníamos. Hacía calor, agosto no perdona, el año 2011 casi terminaba y nos echamos esa tarea. Empezamos en la radio,  nuestro slogan era: “Sueña tu parque”  Les pedimos a todos los niños de Navojoa, que hicieran un dibujo del parque con el que ellos soñaban, y tuvimos muy buena respuesta.

-¿Quién fue el arquitecto?- Mi pregunta corta el entusiasmo de Yani Limón Ibarra,    promotora en aquél tiempo y actual directora. Debo decirles que sus ojos y los de sus muchachos son muy parecidos, es como si cada uno de ellos tuviera en la cara dos estrellas y por ellas, vieran con más amor el parque. El arquitecto fue: Alfredo Gaxiola. Para su mantenimiento se necesitan  treinta y seis empleados. ¿Empleado es la palabra correcta en este caso? ¿Trabajadores? ¿Cómo llamarle a cada una de estas personas? Es verdad, les pagan y, reciben un cheque por hacer del parque un lugar hermoso. Son amables, amigables, atentos, sonríen, andan iluminados por todos lados y se nota que los mueve la pasión por este recinto.  “Cuando llega la Semana Santa, necesitamos diez y seis trabajadores más, porque abrimos las albercas, por el momento los acuáticos están cerrados por el invierno”.  Yani continúa hablando, he visto la villa infantil y, pienso que es un gran rincón para salirse de la rutina, para ver un atardecer distinto, ir con los pequeños a caminar, a correr, o simplemente a observar a los chicos armando malabares, jugándose los talones o las rodillas o un brazo, ya sea en una tabla, en patines o en la bicicleta. El carrusel es de fantasía, construido por un argentino: Ing. José Ramón Bertolo. Mientras los caballitos giran, se pueden observar los cuadros de famosos pintores del renacimiento, una joya verdadera. El barco pirata es genial, las tazas locas, vaya nombre, imaginen una vuelta en ellas, la estrella de la fortuna es romántica, como para andar de novia o llevar a su nieto a observar el parque desde el cielo. Yo me imagino en los Go Cars, perseguida por Luis Alfonso, o por Pedrito. Es enero, el invierno se manifiesta  con su aire gélido, aún así, se antoja ese atardecer multiplicado en su gama rojiza, violeta, y uno que otro amarillo para no desentonar.  Hay una cafetería, recomiendo el café. Venden bocadillos, no vaya a ir con la ilusión de que, cuando le apriete el hambre va a encontrarse con unos tacos estilo Sonora, no, no, no. Una torta, un emparedado de jamón, tal vez quesadillas, ligero para que usted regrese livianito a casa.  Voy a escribir sobre los precios, más que nada para que quede en la memoria de lo que un día se pagó por  entrar. El ingreso con derecho a:

Areneros, pista de bicicleta, patineta o patines: $10.00 pesos.

Carritos chocones, y Go cars $25.00 pesos.

Tren, estrella de la fortuna, tazas locas, barco pirata, toro mecánico, carrusel: $15.00 pesos.

“El parque depende directamente del DIF, y durante todo el año hay eventos alusivos a cada época. Por ejemplo: La Navidad Mágica.  Inició el primer domingo de diciembre y terminó el seis de enero en el Mercado Municipal con una rosca de Reyes que medía dieciséis metros, repartimos chocolate y dulces. El  día de los Reyes Magos, la entrada fue gratuita y les dimos a los niños su bolsita de dulces, un pastelito y una bebida. El parque se adornó con luces navideñas, tuvimos un grandioso árbol, y a un lado, Santa. Todos los domingos de la Navidad Mágica, menores de doce años entraron gratis y los primeros ciento cincuenta niños que asistieron temprano, se les obsequió un pase gratis para un paseo con Santa en el tren. El árbol medía cinco metros. Durante todo el año tenemos eventos: 14 de Febrero, 30 de Abril, Semana Santa, Llegada de la primavera, y algo más, niños en personaje entran gratis. En el verano, se abren de nuevo las albercas”. De esta forma concluyó Yani su relato, yo bebía un rico café, agradecida con la vida, algo nuevo para la familia y sobre todo para los buquis, para los peques, para los niños, para los escuincles, para los plebes, vaya, como usted guste y quiera llamar a los más chiquitos de casa.  El parque ya es nuestro, y de nosotros depende su funcionamiento, ya sea: haciéndole promoción con los amigos, familiares, vecinos, o visitantes. Un pequeño esfuerzo unido a buenos deseos, nos harán conservar una obra por la que se hizo y se ha luchado tanto a favor de la niñez navojoense. 

Las responsables de que todo funcione perfectamente son:

Yani Limón Ibarra: Directora.

Alejandra Aguayo: Asistente de dirección.

Yazmin Morales: Promotora de ventas.

 
Navojoa, Sonora. Enero/14/2016
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

No comments: