Translate

Sunday, January 17, 2016

Elia Casillas




      


Cómo hay sangre en tus manos            Pero si traes mi corazón       No era necesario               tu barba  creció                 mira nada más los zapatos                             se ven lastimados             y  tu espalda carga todas las nubes de los pueblos        No puedo creerlo                  dejaste tus primeros pasos para entregar algo que es tuyo              No te alarmes           ya me acostumbré a estar sin él           aunque era emocionante verlo brincar cuando llegabas                tanto que daba miedo            parecía campana desquiciada                      Los días nunca fueron             era reina             y te afanabas en  verme feliz                   Te di mis febreros            mi día sonante              y  después             Ya en tus manos  sufriste transformación asombrosa                  subiendo  una ceja    de reojo me viste           mientras una sonrisa inhumana  vino al  rostro                  Entonces comprendí que te perdía                   pero ya nada me conmovió                         Fue tu actitud la que cortó el nudo                  y como río que  se olvida cuando acude al mar                 descansé                y  extraviaste  el rumbo de mis mudanzas            Otros vinieron            insensible fui a la mezcla            Nadie como tú                El diverso lenguaje            en mi espalda                  deslizándose en los  hombros levantó sentimientos                          y quitaste amarguras de mi sangre              Tu risa en el  cabello                  caía en murmullos por el  escote                    entonces no era yo                     En ti Paloma                Halcón tú  deshuesaste mi juicio               abandonada en  tus garras  desplumamos  cada noche         y no sentí culpa                 
El tiempo acechándonos         y yo sin bravura para soltarme                         sabía que nada sería igual  al regresar a casa                      cuando aún te paseabas en mí                    Por eso decidí dejártelo          Era un verdadero desorden                en mi vuelta sucumbía                         y sólo en espacios                      al presentirte mejoraba      Imposible controlarlo                                obediente a semejante amor sin importarme nada                       sólo parar en tu nido               aislarme en tus alas dilatando las tardes                  para salir escoltada por la luna        Un día no te vi  ignoraba cómo inventarte entre tanto desamor     perdiéndome en las paredes                     me desplomé en vida            Entonces supe  que aún estaba en ti                  tenías la llave y mi corazón                          Mi corazón no lo necesito       contigo no me extraña         Nunca te arrinconé              nadie como tú distingue mis dolores                Ahhhh         por eso has vinido                No te preocupes                sólo aquí encontré el descanso  que me quitaste en vida        Recoge  tus lágrimas                 ensucian mi epitafio

 

 

 

 Navojoa Son. 2 de Julio del 2001

No comments: