Translate

Thursday, March 19, 2015

David Slodky Kafkale: IN MEMORIAN.+ZAPATA, Angel Jorge (Baby). 19/03/46-30/06/74).

IN MEMORIAN.
+ZAPATA, Angel Jorge (Baby). 19/03/46-30/06/74).
“El Poeta murió al amanecer”. Hoy habría cumplido sus seguramente plenos y fecundos 69 años. 9 más de los que -como mínimo- aspiraba a vivir. Se nos murió -para nuestra incredulidad, nuestro asombro, nuestro indecible dolor- en un absurdo accidente cuando recién había cumplido 28. “No quiero morir. Y sin embargo (ya lo anoté) hay un momento en que no me importa, instantes en que sé que nada hay más victorioso, all...á. El amor es propicio a la muerte”, había escrito en su diario días antes, y quizá porque había encontrado el amor que afanosamente, pródigamente, había buscado, quizá porque era mejor que no conociera a “los enterradores de sus sueños” (algunos de ellos ¡tan cerca de él, de nosotros!), quizá porque era demasiado peso para sus jóvenes años decidir entre realizarse como “un escritor cuyo nombre figuraría en las cabales antologías”, o ser un forjador del “hombre nuevo” en el que soñábamos, o si debía –por último, como él mismo dijera- realizar su obra “en el amor, una mujer y un hombre dichos alegres de vivir, hacia adelante, haca un crepúsculo inexorable pero no necesariamente sombrío, hacia la luz final que habrá que conquistar”. Quizá por todo esto, quizá por nada de esto, le leyó el poema “Límites”, de Borges, a M.D. Y salió, enorme, hacia el encuentro. Sus amigos, David y Silvia Slodky, en el otoño de sus vidas, lo recuerdan hoy con el sereno dolor que ante tanta pérdida permite el paso del tiempo, pero ¡tan felices de haberlo conocido!, de haber vivido juntos esa juventud preñada de ideales, de haber caminado hombro con hombro por ese trozo de historia tan hermoso y difícil de este desventurado país nuestro. Y con el grande amor nacido de los ideales, los sueños y el tiempo compartido.
Ver más

1 comment:

Perla Ortiz Murray said...

Una forma hermosísima de recordar a un amigo. Gracias Elia y gracias Sr. Slodky por hacerme partícipe de estas vivencias suyas.