Translate

Tuesday, January 20, 2015

Mi hermana Paty. Elia Casillas.


 
Miró la puerta, la perrita con los pelos parados no dejaba de ladrar. Cuando tocaron, la canina corrió, nadie se percató de que, cerca de la entrada había un pequeño charco de agua, y la pobre cachorra se fue de largo, y ya descompuesta y haciendo acrobacias para no caer, finalmente se estrelló en la madera. El golpe fue tan duro que su llanto conmovió a la persona que se encontraba a fuera de la casa. Era costumbre de la falderita ladrar a todas las personas que llegaban o iban de paso. Durante la tarde permaneció en el sillón, adolorida. En la noche se bajó, unos toquidos la hicieron enderezar las orejas y que emprende de nuevo la carrera y que se frena de repente viendo a todos lados. Paty, soltó la carcajada y le dijo: -Si pendeja no eres, a más uno que siempre se golpea donde mismo y no aprende-

 





 



No comments: