Translate

Wednesday, January 29, 2014

Marco Fonz. La poesía mexicana: Un espejismo que sueña

 
 
La poesía mexicana: Un espejismo que sueña


a)

Comenzar con algo tan sencillo y ya sabido como esto: poiesis, Creación. Creación = Crear, no a imitar, plagiar, copiar, calcar, intertextualizar, nombrar, parafrasear o reescribir. Crear es hacer que algo surja de esa llamada nada, en este caso, el poema.
Sin embargo México es un país de reciclajes poéticos, receptor de toda estética que llega y es tenida como influencia; fenómeno nada malo en la poesía, incluso es natural que se den los viajes de ella por todos los países, ya que la poesía misma es una entidad tan fuerte, que constituye un país por sí sola.
Pero ¿qué hace la mayoría de poetas mexicanos con esas influencias que llegan?
Parece que nada. En apariencia la leen, les gusta, se dejan influenciar, la copian y luego la firman como si ellos hubieran sido los creadores. Mal, mal, mal.
Según Anna Balakian, en su libro El movimiento simbolista, la “influencia” se debe de entender no como imitación, sino como mutación. Y uno de los problemas en la poesía mexicana es que la influencia se queda en el estado de imitación y no de mutación. Y cuando nacen poetas con la intención de hacer que esta influencia mute, hay otro tipo de poetas que parecen destinados a impedir que esa mutación suceda.
De por sí la “cultura mexicana” vive del folklor trasnochado, símbolos nacionales y patrióticos en completa descomposición y un arte nacido del reciclaje mundial. No en balde Manuel Maples Arce se refirió a la poesía mexicana como: “ tendajón de tepalcates románticos.” ¿Será por eso que nuestros “grandes escritores” son en verdad pequeños dentro de la categoría de los escritores mundiales?
Si bien es cierto que son más conocidos por sus relaciones editoriales o políticas, es también cierto que a nivel de propuesta estética literaria no han sabido ubicar bien sus propuestas, y por ende, casi nadie fuera de México conoce ni consume poesía mexicana.
¿Por qué parecieran alarmistas y negativos mis comentarios? ¿Por qué practicamos el centralismo europeo sin ser europeos? ¿Desde cuándo sucede eso? Pues según Justo Sierra en un prólogo que escribe para la poesía completa de Manuel Gutiérrez Najera, esta falta de identidad en la poesía mexicana existe desde que nació el concepto o idea de tener una poesía nacional; siempre se ha padecido la falta de creatividad para sostener algo propio y nunca se ha planteado una verdadera preocupación por dar forma a eso de la “poesía mexicana”, creyendo que resulta más fácil convertirla en un concepto para académicos y un pretexto para poetas que se montan en el presupuesto estatal a cambio de becas vitalicias. A ellos (no muchos, pero sí los suficientes para impedir el flujo de inmensa cantidad de autores en todo el país) les conviene mantener el mito de que tenemos una poesía nacional que se nutre y mantiene gracias a sus plumas, en vez de detenerse y acomodar las cosas o por lo menos cuestionar y señalar en dónde radica el problema, dudas que sugiero abrir y en algún momento responder con este primer texto.
Justo Sierra escribe: “¡Y el francesismo! En un estudio, demasiado rápido e incompleto, por insuficientemente informado, de nuestra literatura nacional en los tres primeros cuartos de este siglo, pero así y todo, el más acertado y de mayor alcance de cuantos sobre el mismo tema se han escrito, el Sr. Menéndez y Pelayo reprocha a los novísimos poetas mexicanos su devoción, que él llama hiperbólicamente superstición, por la literatura francesa del cuño más reciente. Puede ser justo el reproche, aunque lo merecemos todos acá y allá. El espíritu francés en literatura, por el asombroso poder de irradiación del genio de ese pueblo, por la asimilabilidad permítaseme, la palabra, de sus creaciones o transformaciones, por su ligereza misma, por el carácter de su gusto estético, qué sé yo, por idéntica causa a la que hace que sus modas se avengan mejor a todos los tipos humanos, y su cocina a todos los estómagos; el alma francesa, que es el traje de la humanidad latina desde hace dos siglos, traje que viste el Sr. Menéndez, como su cuerpo las levitas francesas, aunque parezca no darse cuenta de ello, esa literatura, repetimos, ha sido el jugo nutritivo de las letras españolas en los últimos tiempos.”
Y aunque Justo Sierra defiende la existencia de la poesía mexicana, lo que hace con su afirmación es confirmar que es más un producto de las letras francesas que un derivado de la literatura española, pero sin perder el brillo español del lenguaje en la poesía nacional.

“Ningún pueblo, engendrado por otro en la plenitud de su cultura, y a quien se haya trasmitido la herencia forzosa de la lengua, las costumbres y la religión, ha podido crearse a la par de su personalidad política una personalidad intelectual o literaria; esto ha sido, cuando ha sido, obra lenta del tiempo y de las circunstancias. Decirnos irónicamente a los hijos americanos de España que nuestra literatura nacional no parece todavía, no es ni de buenos parientes, ni de buenos críticos. ¿Opina el ilustre académico que la historia de nuestra literatura no revela evolución hacia cierta forma característica y que marque distintamente al grupo mexicano entre los de habla española? Sí, sí ha habido evolución, y para ello la asimilación ha sido necesaria; imitar sin escoger, casi sin conocer, primero; imitar escogiendo, reproducir el modelo, después, esto es lo que se llama asimilar un elemento literario o artístico, esto hemos hecho. ¿Y a quién podemos imitar? ¿Al seudoclasicismo español de principios de siglo? Era una imitación del francés. ¿Al romanticismo español del segundo tercio? También era una imitación francesa. Y los imitamos, sin embargo: Quintana y Gallegos, el Duque de Rivas y García Gutiérrez, Espronceda y Zorrilla, han sido los maestros de nuestros padres.
Pero después la imitación ha sido más directa. Como aprendemos el francés al mismo tiempo que el castellano; como en francés podíamos informarnos y todos nos hemos informado, acá y allá, de las literaturas exóticas; como en francés, en suma, nos poníamos en contacto con el movimiento de la civilización humana y no en español al francés fuimos más derechamente.”
Siguiendo las palabras de Justo Sierra reafirma la sangre francesa con un toque de conquistado de sangre española. Nuestra poesía mexicana es española por designio de los dioses y francesa por rebeldía y elección propia, necesidades de la época.
Y aunque en el prólogo de Sierra sobre Gutiérrez Nájera, se mencione al laureado poeta, casi todas las referencias y citas son de escritores y poetas franceses y españoles. La antes mencionada y defendida poesía mexicana no aparece por ninguna parte, sólo es un soplo influenciado todo el tiempo en la voz de Nájera. Lo defendido termina por reafirmar su no existencia.
La poesía griega, la poesía latina, Dante, Shakespeare, los poetas románticos ingleses y alemanes y más los poetas y novelistas franceses de esa época junto con los poetas españoles, parecen nutrir a todos los poetas mexicanos del siglo XIX y principios del siglo XX. Después se nombrará a Rubén Darío como otra gran influencia de estos poetas. Pero ¿la poesía norteamericana? Recién nacida también pero con más brío y singularidad ¿de dónde viene? Y ¿por qué después influencia a los poetas franceses y por ende a los poetas mexicanos?
Según lo escrito por el poeta Kenneth Rexroth en su libro La poesía norteamericana en el siglo XX, la poesía norteamericana se nutre con los vestigios culturales del indio norteamericano. Ese podría ser un comienzo alternativo, Rexroth nos dice que la influencia española en la literatura norteamericana es mínima. Las guerras latinoamericanas tampoco tuvieron ninguna repercusión en la formación de su literatura y llegan a prescindir casi completamente de autores como Paz o Mistral. Y se les toma como Chicano literature en algunos cursos universitarios. La poesía española llega tarde con algunas traducciones de poemas de García Lorca. Ni siquiera influyen en la poesía de W.S. Merwin, quien es traductor de A. Machado, Alberti o Paz. Y tal vez Neruda haya dado un ejemplo para algún tipo de poesía revolucionaria. Pero nada significativo.
La influencia inglesa es directa y profunda, tiene cierta influencia nórdica y de la iglesia protestante, y si existe una poesía norteamericana, ésta se formó por antagonismos mutuos. La influencia germana se puede marcar desde el año 1848. A partir de 1900 la influencia judía fue aumentando. Se entiende que en el siglo XIX son dos poetas los que influyen fuertemente: Poe y Whitman. Baudelaire fue el que introdujo a Poe en los ambientes parisinos. Mallarmé y Baudelaire fueron los traductores más importantes de Poe. Y eso hace que el prestigio de Poe haya crecido hasta lograr que se viera como uno de los poetas modernos más importantes del siglo XIX y XX. Poe abre diálogo directo con Kleist, Nerval y E.T.A. Hoffman.
Lo anterior confirma que existen invisibles vías en donde las influencias se retroalimentan y cuando todos los elementos son favorables pueden mutar para el bien de la estética en la poesía. Fenómeno que no ha logrado tener de forma favorable la poesía mexicana.


b)

De los favorecidos por Paz, sólo un poeta de todo el grupo y apadrinados logra una poesía relevante: Gerardo Deniz es el único que ha tenido, digamos, una producción digna y a la altura de otros poetas de hispanoamérica. Todos los demás que se creen tan seguros bajo la sombra de Octavio Paz pueden pasar sin pena ni gloria, pues aún con todo el apoyo institucional es nula su influencia en la poesía hispanoamericana.
El grupo llamado “La espiga amotinada” creció gracias a los buenos poemas y enseñanza de Agustí Bartra, poeta catalán mucho más interesante y verdadero que cualquiera de los poetas de La espiga; poetas que Bolaño atina a denominar “poetas campesinos”.
En su libro Poesía de nuestro tiempo, J.M.Cohen muestra cómo podemos reconocer a los poetas que mienten de los que nos dicen la verdad. Y en ese caso Bartra, con su poema “Quetzalcoatl” nos dice mucho más cosas ciertas que toda la producción de los poetas de La espiga, que, dado su estancamiento, han dado pie a jugar con la broma seria de llamarlos “La espiga acomodada”.
Y de verdad, no existe mejor adjetivo para referirse a ellos. ¿Poetas? Todavía está por verse si lo son o no.
Ante ese falso intento de crear una poesía incluyente en México, surge a la par en esos años el movimiento llamado Infrarrealismo: 1975 es el año en el que firman el primer manifiesto escrito por José Vicente Anaya; en 1976 vendría el de Roberto Bolaño y el de Mario Santiago Papasquiaro. En estos manifiestos -hermanos crueles de los manifiestos estridentistas- los infras nos dan un aventón de aire para nuestros cansados espíritus y reaniman el panorama de la poesía mexicana. Por su puesto, como sucede en estas historias, el mainstream literario mexicano los ignora, igual que a todos los que proponen cosas diferentes, y los ningunea hasta casi desaparecerlos. Sin embargo, es fuerte la resistencia y la buena poesía y prosa de Anaya, Bolaño y Papasquiaro. También sobrevivieron gracias a la buena insistencia y calidad estética de Pedro Damián Bautista, Juan Esteban Harrington, Mara Larrosa,Vera Larrosa, Rubén Medina, Cuauhtémoc Méndez, Ramón Méndez, Víctor Monjarás-Ruiz, Bruno Montané, Guadalupe Ochoa, José Peguero, Lorena de la Rocha, José Rosas-Ribeyro, Edgar Altamirano y Oscar Altamirano.
Estos poetas lograron tener presencia y sobrevivir debido a que participaron en varios proyectos de la época, entre ellos la editorial Al este del paraíso, de Marco Lara Klarh, la antología Pájaro de calor. Ocho poetas infrarrealistas, publicada en 1976 en Ediciones Asunción Sanchís con prólogo de Juan Cervera, y Muchachos desnudos bajo el arcoiris de fuego, once poetas latinoamericanos, de 1979, con presentación de Efraín Huerta y prólogo de Miguel Donoso Pareja; poetas, mexicano y ecuatoriano, que lograron ver con ojos de visionario a estos poetas y acompañarlos afortunadamente con onda cálida de corazón azul de poeta.
Los manifiestos, entre otras cosas, dicen lo siguiente:

“Esta es la gravedad de nuestro siglo: LA GENTE ESTÁ ENFERMA DE CORDURA Y SENSATEZ. Todos los conformistas sufren de cordura y sensatez. La cordura y la sensatez destruyen la imaginación del ser humano y lo reducen a un plano objetual en el que permanece cotidianamente reproduciendo una vida miserable; el individuo es aplastado por su propia impotencia y conformismo para hacer nada: -los hambrientos dejan pasar el pan frente a sus narices; -los artistas piensan que el arte se termina cuando los publican o exponen sus obras; -los amantes se niegan a aventurarse buscando nuevas respuestas al amor; -los “pensadores” se dedican todo el tiempo a buscar epítetos con los cuales denigrar a sus detractores; -las corrientes políticas se consideran “Demiurgos” con sus teorías inmediatistas, apráxicas, ante la realidad social; -y un millón-por-segundo de etcéteras más.” “El infrarrealismo es lo espontáneo e inesperada aparición de la clave determinante que asalta y destruye todas las reglas que constriñen y retrasan al ser humano y sus manifestaciones. Así, el infrarrealismo es la contingencia que lidia con los significados y cambios que nunca pueden ser previstos por el racionalismo ni siquiera con la ayuda de toneladas de equipo de precisión. El infrarrealismo está aquí, todo lo penetra y viaja en el vehículo de lo inmediato” (José Vicente Anaya)
Roberto Bolaño escribió: “Déjenlo todo nuevamente” “Los infrarrealistas dicen: Vamos a meternos de cabeza en todas las trabas humanas, de modo tal que las cosas empiecen a moverse dentro de uno mismo, una visión alucinante del hombre.” “ Los infrarrealistas proponen al mundo el indigenismo: un indio loco y tímido.” “La verdadera imaginación es aquella que dinamita, elucida, inyecta microbios esmeraldas en otras imaginaciones. En poesía y en lo que sea, la entrada en materia tiene que ser ya la entrada en aventura. Crear las herramientas para la subversión cotidiana.”
Y por último, pero no menos importante, Mario Santiago Papasquiaro, personaje de sí mismo creado para una imaginación delirante: “TRANSFORMAR EL ARTE/ TRANSFORMAR LA VIDA COTIDIANA (NOSOTROS) CREATIVIDAD / VIDA DESALINEADA A TODA COSTA (MOVERLE LAS CADERAS AL PRESENTE CON LOS OJOS PESTAÑEANDO DESDE LOS AEROPUERTOS DEL FUTURO) EN UN TIEMPO EN QUE A LOS ASESINATOS LOS HAN ESTADO DISFRAZANDO DE SUICIDIOS” “EL ARTE EN ESTE PAÍS NO HA IDO MÁS ALLÁ DE UN CURSILLO TÉCNICO PARA EJERCER LA MEDIOCRIDAD DECORATIVAMENTE” “NUESTRA FINALIDAD ES (LA VERDAD) LA SUBVERSIÓN PRÁCTICA”
Si en ese momento de la historia de la poesía mexicana los poetas hubieran seguido esos mapas mentales llenos de experimentación, otro gallo le hubiera cantado a la producción literaria del país. Y aún teniendo en cuenta que había varios chilenos y peruanos en el grupo que nueva y afortunadamente vinieron a enriquecer la experiencia de la estética propuesta.
Otras voces fuera del grupo de Paz crecían alejadas de su sombra, voces tan fuertes hasta el momento como la de Orlando Guillén, Roberto López Moreno, Enrique González Rojo Arthur, Juan Martínez, Leopoldo Ayala y Mario Raúl Guzmán. Poetas que es importante revisitar, leer y compartir.
Aunque existe una dura resistencia a aceptar este otro tipo de propuestas por parte de los poetas sin imaginación, algo siempre se filtra y puede llegar, como debe ser, más allá de sus propios miedos. Uno de los que detienen estas propuestas estéticas es Eduardo Milán, personaje gris del grupo de Paz que ha determinado, desde hace tiempo, cuál es el poeta mexicano que vale la pena leer; por su puesto, el grupo de Paz está ahí completo. No hay sitio para nadie más. Esta ceguera por parte de estos críticos es mala, pero por cierto tiempo, “toda poesía si verdadera se paga” diría Carlos Edmundo de Ory, y la poesía alternativa mexicana va por sus propios caminos cósmicos sin necesidad de que la premien o galardonen siempre y cuando sea leída y dada como un poderoso mapa a seguir.
Para ponerse al tanto de los poemas que los infrarrealistas escribieron o están escribiendo es importante encontrar los poemarios que está publicando el editor y poeta Israel Miranda en su Colección Destos Deme Dos de la editorial Start Pro. En estos libros podemos ver que existe más de una poesía mexicana, que hay como 200 propuestas distintas y que es importante entender que los tiempos cambiaron y que ya no se puede considerar que exista un solo “gran poeta” de un país, que ahora la forma de ver la poesía no es piramidal sino horizontal y que cada propuesta, estética y con distintos registros en la fuerza del poeta, se tiene que leer y estudiar como casos individuales pero no aislados, y que la cantidad de poetas activos actualmente sólo responde a la necesidad clara de crear un humus que dará forma a algo monumental en la poesía hispanoamericana, algo que inevitablemente se está gestando, casi como un fenómeno que no se había dado nunca en la historia de la poesía mundial. Por eso es importante que la preparación del poeta sea impecable, profunda, crítica y autocrítica. Ya no se puede perdonar -como bien dijo Pound- al poeta que mienta o que falsée formas y datos sólo para mantener su puesto político. Se debe enjuiciar desde los tribunales de la imaginación al poeta que lucre con la poesía. El castigo es claro y la poesía misma se encarga de estos autores junto con el tiempo, pero sería muy bueno un ejercicio práctico de depuración y crítica para ver qué títere-poeta queda con cabeza. Puede parecer una medida fascista y cruel pero han pasado casi 70 años de escritores y poetas mexicanos que no se han movido de su silla con número ni para ir por su cheque (porque se les deposita). Ojalá sea bueno el momento de proponer mesas de crítica seria y concreta para limpiar la casa poética mexicana y dejar a los poetas falsos con sus pasturas de contención-academia institucional y seguir con los que hace unos años abrieron los caminos para circular libremente.
La poesía siempre estará más viva que los poetas que la quieren encerrar.


c)

Desde la lejanía se ve un espejismo que sueña. Es la poesía mexicana, dice la nube con pantalones de la vanguardia; hace tiempo duerme como un demiurgo y no le dejan despertar, dice Luis Cardoza y Aragón, desde las líneas de su mano. Existen “poetas mexicanos” que no quieren salir de su cerebro de podrida provincia, y, deslumbrados por su propia ilusión, nos cantan cada año sus doce mejores escritores en una revista que sólo se vende en el círculo de lectores creado por ellos mismos. Y cuando los criticas, ellos piensan que los envidias. ¡Vaya medias que tiene la Venus en sus cabezas!
Desde la lejanía también hay una luz que nos reclama actuar, a moverse para lograr todo: La utopía mejorará conforme le vayamos quitando lo utópico.
Desde que se pronunció el movimiento Zapatista quedó claro que no hay que pedir permiso ni perdón. Que no hay que andar con miedo a los cambios y que todo el poder debe de ser cuestionado esté donde esté y sea quien sea. No encuentro la fecha en que se dijo o se puso por ley que los poetas mexicanos no deberían de ser cuestionados. Desde ya se tienen que interrogar: ¿qué han hecho por la poesía del país; por qué confunden un libro de lectura escolar obligatorio con éxito de ventas; por qué cobran tanto de un gobierno que dicen criticar; cuál es el motivo que los mueve a no moverse; quién les compró la lengua y en cuánto y si creen que todo eso no es cierto, por qué les molesta tanto contestar? Todas son preguntas simples y concretas, no hay doble juego ni intereses ocultos, son preguntas que un poeta joven le haría a un poeta viejo, pero se me olvida que en México y en otros lugares de hispanoamérica algunos “jóvenes poetas” actúan como viejas glorias nacionales.
Por eso cada vez es más difícil encontrar el centro de la crítica, porque hay hordas de jóvenes intereses poéticos defendiendo el lugar que los viejos muertos les dejarán… y así, hasta lo innumerable en el tiempo.
Disculparán entonces algunos poetas latinoamericanos que no participe ni aplauda sus fiestas de autosalutación y autonombramiento. Por el tiempo que desde ya transcurre hay mucho trabajo por hacer, de hecho todo está por hacerse. Nada de Gloria para un solo poeta, mejor todos los poetas a la Gloria, cantina cósmica que existe en algún tiempo-espacio de este mismo tiempo-espacio.
Y no es que uno sea un amargado, resentido, rencoroso por no tener “méritos poéticos” (lo que sea que eso signifique en las acomodadas cabezas). No, lo que impulsa a criticar, hablar, dialogar, autocriticar es el ámbito evidente de que las cosas pueden mejorar y de que la poesía latinoamericana merece mejor sitio a nivel mundial. Parece que las propuestas estéticas fueron detenidas con Rubén Darío o López Velarde en el caso mexicano o, en todo caso, llegan hasta Los Contemporáneos y, según el establishment, de ahí en adelante no hay más que remakes o versiones libres de autores extranjeros que ellos mismos traducen al español o intertextualidades, porque nadie ha querido mover nada.
Es una lástima que no hayan notado que con todo, actualmente existen algunas propuestas en verdad muy interesantes, aún sin que las hayan teorizado. El problema es la dispersión y la mediatización, aunada a las editoriales europeas que siguen determinando quién vale y quién no, asì como las pugnas entre poetas para ser el “mejor poeta del país” y entonces, lo que es una buena propuesta estética, se queda en el rumor y no logra ser el grito necesario para mover el país Poesía.
La idea es detenerse, contemplar, leer pacientemente todo lo escrito desde hace treinta años para esta fecha y comenzar un trabajo de depuración indoloro y sin mala leche. Un trabajo serio en donde se vean y localicen influencias, mutaciones, encuentros maravillosos con ciertos versos, temas nuevos.
Porque hay que recordar que por más que insistan en lo contrario ciertos jurados de premios poéticos y florales de cada pueblo; NO EXISTE POEMARIO PERFECTO, puede existir unidad temática pero eso no significa que Todo el poemario sea excelente. Al respecto, mi imagen preferida es clara: el poema es un cuarto oscuro, tan oscuro que no ves ni tu lengua, el lector lleva apenas un resto de lo que fue una vela, de hecho está por apagarse el pabilo, el lector logra ver algunos versos luminosos en el aire, puede intuir que está en un sitio cerrado pero no lo ve en plenitud, sólo lo intuye, pero lo poco que alcanza a ver lo hace suyo y lo convierte en su compañía, esa dulce compañía son esos versos que en ese momento, no antes y no después, logran ser parte del lector.
Ya lo dijo antes Aldo Pellegrini, que lo que nos queda de la lectura de un poema son algunos versos, y Eluard hablaba que de una plática de una hora sólo nos quedan dos o tres palabras, por eso mismo es absurdo seguir buscando el poemario perfecto.
Llegar a un consenso será difícil porque en la poesía actual parece que lo único que interesa más que las estéticas son los favores políticos y los intereses económicos, ya sea en premios, becas, apoyos para viajes a encuentros de poetas o apoyos editoriales y ante esos intereses cualquier lucha es inútil. Por eso no hay que pelar contra lo real y concreto, más bien hay que entender que eso existe y ya está. Lo alterno será formar grupos de estudio en cada país hispanoamericano que se enfoque en la crítica y autocrítica de todo lo que se haya producido durante treinta años y lo que se vaya produciendo en estos años con el fin de separar grano de paja y con ese comienzo ver qué variantes estéticas están surgiendo y cuántas sólo están repitiendo esquemas, sin que ninguna de estas acciones sea negativa o positiva, ya que sólo está sucediendo. Al seleccionar pacientemente lo que tiene mejor propuesta se irá perfilando lo que me imagino serán varias propuestas estéticas hispanoamericanas y entonces se logrará que los editores no sólo vean ventas en los libros, sino que apoyen de manera formal a la poesía como lo hacen ahora con la novela, cuentos, ensayos o biografías.
Si todo está por hacerse y si existen pruebas en el pasado en donde se obtuvo buenos resultados no veo ningún impedimento para no continuar haciéndolo.
Ojalá este darle que darle con la misma cantaleta logre llegar a los oídos de los ojos necesarios y nos pongamos a trabajar poéticamente, seriamente y con imaginación.
Yo por mi parte aquí bajo mi desmayada luz, pero atenta, seguiré trabajando y seguiré esperando a quien se anime a dar un paso fuera de la realidad y comience a crear sus propios pasos en la total imaginación.



Marco Fonz
31 de diciembre del 2012
Quito, Ecuador
 
P.D. Gracias a La mano izquierda ediciones.

Gracias a la página del Círculo de Poesía.  

Saturday, January 11, 2014

Elia Casillas





Someone notes sucks blood


someone takes my life between her legs,


the mouse reaches me,


the poem is about being someone


and someone waits a dedicatory


and peaks Death time moves


which has not returned,


always someone waiting and waiting.


He planted his love in the ways


and a fire in my entrails


for ever and ever.


Play in the humidity of a shamrock


while the glare accelerates this tenacious cult,


and routine headless absorbs me,


dust where my life is,


spiders hear their stories.


I don´t know the snow

 
 but I know the sewers of silence


 mouth through which the sadness of the country


 and joins the ghosts of the mist


 with the melancholy of the villagers.


I am the lonely hamlet


 which is constructed with blocks of dignity


 and makes my hermit animal rainbow.




THIS STRING [Excerpt]

 

Thursday, January 09, 2014

Elia Casillas

 

Alguien chupa los apuntes de la sangre,
 

 alguien se lleva mi vida entre sus piernas,
 

 el mouse me alcanza,
 

 el poema está cerca de ser alguien
 

 y alguien espera una dedicatoria
 

 y en los picos de la Muerte se mueve el tiempo
 

 que no ha de volver,
 

 alguien espera y espera siempre. 
 

 Plantó en los caminos su amor
 

 y en mis entrañas una hoguera
 

 por los siglos de los siglos. 
 

 Juego en la humedad de un trébol 
 

 mientras el fulgor acelera este culto tenaz,
 

 y la rutina sin cabeza me absorbe,
 

                     ahí donde está el polvo de mi vida,
 

las arañas escuchan sus historias.
 

 No conozco la nieve
  

 pero sé de las alcantarillas del silencio,
 

 boca por donde pasa la tristeza de la patria
 

 y ensambla los fantasmas de la bruma
 

 con la melancolía de los aldeanos.  
 

 Soy la soledad del caserío
 

 que se construye con bloques de dignidad
 

 y hace de mi anacoreta un animal del arco iris.
 

Camino en el desatino de tu lengua


y la copa al borde,
 

has probado de mí sólo para amargarte
 

-señalo- mi poesía es rocío,
 

atado de palabras que busca lámina propia,
 

 un cromo exitoso,
 

el libro lastimado que cae de los dedos,
 

surtidor de confeti
 

en el cesto inmortal de los océanos.   

 

POR ESTA HEBRA [Fragmento]

Tuesday, January 07, 2014

Francisco Aranda Cadenas




Camino por las calles temprano en la mañana.
Poco a poco el sol va sentando plaza en el cielo
de diciembre. Hay un vientecillo fresco y húmedo,
que juega con el cabello de las muchachas.
Llovizna delicadamente, suavemente, mi frente
se moja de esta agua generosa que no duele.
Mi masculina voz saluda a algún transeúnte
madrugador como yo, a alguna mujer que va
al mercado, a algún niño agarrado de la mano
de su padre. Pero sólo yo al final de la calle
que desemboca en la avenida, en este clarear
íntimo y esta desnudez del alma. Y será, no obstante,
que siempre nos encontraremos, cuando la tarde,
con su sol desentrañando la umbría montañosa,
nos muestre su semblante de caracolas marinas
venidas del poniente. Llovizna, estoy solo, mi corazón
y yo seguimos caminando. Con firmeza piso la acera.

Francisco Aranda Cadenas

Málaga, a 28 de diciembre de 2013


El parral, los parrales que visité de niño, aquellas uvas
que degusté me embriagaron a tal punto, que no puedo
olvidar esos años infantiles en el pueblo alpujarreño
de Dalias. Comarca chica de días con bicicleta
y lápiz y cuaderno, y chicos corriendo cuesta abajo,
tras de un sueño. Los inmensos ojos negros de mi prima
María Luisa, esos cabellos de gitana largos como un río,
el caminar sensual, que conjugaron mi sexual sentir primero.
Ha llovido mucho desde entonces; lluvias mansas y aguerridas
sobre los cuerpos desnudos y alrededor de las hogueras.
¡Tengo que contarlo! ¡Lean estas palabras de amor!

Ahora, cuando sonrío a la muchacha amada, el mar se complace
con los brazos que extiendo, con el beso que doy, con la verdad que expreso.

Francisco Aranda Cadenas

Málaga, a 28 de diciembre de 2013

A Irma Reyes...

El joven viento de diciembre entra por los ventanales,
como entran también las risas de los niños, y alguna paloma
extraviada. He yacido en mi lecho de alegría, y he despertado
felizmente esta mañana. México en mi memoria... Pienso en ti,
en el colegio donde eres 'maestrita'. Desde el infinito del sueño
te he tenido entre mis brazos. Mi corazón, Irma, ahora reposa
en tu pecho. Bien sé qué ocurre cuando oigo tu risa, cuando
tu palabra me dice que estoy loco. En esta inmensa mañana
te extraño, pero mi brazo está extendido y te beso con besos
de mis labios. Te dije, en la profundidad de la noche, mientras
aún mis párpados cerrados, que nada me resulta tan agradable
como tu sonrisa. ¡Qué alegre primavera la de este diciembre
de rosas y claveles en el pecho, de velas encendidas!

Francisco Aranda Cadenas

Málaga, a 29 de diciembre de 2013


Porque no existe un solo poema, o existe solo uno
que es el mismo de siempre repetido. Un amigo
me dice que es como los sueños, que el deseo
es antiguo y se deposita en los versos. Frente a mí
el río, la mar, la estrofa desnuda. Mi alma reposa
en ti, cada palabra es un diminuto universo, un pequeño
jardín donde descansar de la larga jornada. Mi corazón
está sangrante, mis arterias bullen de vida. Riela
la luna sobre las aguas; es el final del poema
y yo te amo.

Francisco Aranda Cadenas

Málaga, a 29 de diciembre de 2013


La opacidad del cielo de hoy, con su cansada bufanda
y su chaqueta gris, me recuerda a tu partida.
Sin barcazas y sin pescadores, no podré cantar
al mar que se muestra ante mis ojos. Mis amigos
me dicen que estoy triste, pero créanme no es cierto;
sencillamente en mi habitación la luz del sol dejó
de penetrar cuando ella se marchó una tarde de diciembre.
Yazgo en mi cama contemplando el techo partido en dos;
mitad claridad, mitad oscuro... Silencio de ausencia
que me habita. El alto árbol, que asoma a la ventana,
con sus frutos redondos y maduros, presagia un nuevo amor.

La ciudad se parece a un hervidero de sueños: nada está perdido.

Francisco Aranda Cadenas

Málaga, a 30 de diciembre de 2013


Si bien me resulta agradable pasear por Málaga,
más aún me agrada sentarme en sus teterías,
y degustar un delicioso té verde, leer el periódico
y dejar algún verso escrito en una servilleta.
Para estas tardes de diciembre, con su húmedo frío
de ciudad costera, es necesario saberse contento
y con cierto aire de artista perdido por las calles.
Nos encontraremos en esta ciudad de cielo azul,
donde te has recreado imaginariamente en el teatro
romano, recitando poemas y danzando; es gratis soñar
y expresar los deseos. Pero yo no miraré más tus ojos
negros. Se acabó este amor con la llegada del invierno.
Se marchitó la flor que lo sostenía. Pálido y enfermo,
nació para morirse. ¿Adónde me dirigiré ahora, con mi solo
paso? Mi amor sigue volando hacia a ti, mas mis pies
se han dado media vuelta.

Francisco Aranda Cadenas

Málaga, a 30 de diciembre de 2013



ALAMEDA MALACITANA

La Alameda. El bullicio de gente. El tráfico.
¿Dóndes estás, mujer amada? Solo, entretanto
jaleo, te busco. Pasan coches y autobuses,
ambulancias, la policía pasa. ¿Estarás
también sola entre el gentío, mi dulce muchacha?
Pero por siempre nos encontraremos en esta ciudad,
donde juntos hemos soñado tantas veces. ¿Recuerdas
los estíos amarillos en esta urbe azul? A través
de nuestra finitud nos hablarán los pájaros cantores,
y la soledad de nuestras manos no será más nunca.
En las noches invisibles resplandecerá tu desnudez;
ya de mañana unos músicos desconocidos nos despertarán.

Francisco Aranda Cadenas

Málaga, a 30 de diciembre de 20113


A Nuria González Carrillo...

Existe la dicha de saberte, los tranvías de Lisboa existen.
El embrión de las jóvenes ilusiones esculpen la madrugada
en que escribo esto. Bendita esta primer luz del día, la tierra
que sabrá de mis pasos hacia la avenida donde el pan caliente
y el café. Las sirenas varadas en la costa a causa de la tempestad
recuerdan a los cuentos infantiles, pero tú eres de carne y hueso,
tan humana como ese sol redondo que ahora asoma por poniente.
Nosotros estamos verdaderamente lejos, mas nos une el verso,
el diccionario, los sinónimos y antónimos; en definitiva, la palabra poética.
Hay vino tinto sobre mi mesa y dos vasos, a la espera puedas acercarte
para hacer malagueñía si eres capaz de soportar a este poeta niño-hombre.

Francisco Aranda Cadenas

Málaga, a 31 de diciembre de 2013


En el árbol alto, el mirlo de pico amarillo
con su negro plumaje deleita mis ojos.
Mis párpados abiertos están llenos de vida.
Sentado junto a ti, muchacha amada, las horas
trascurren veloces. A lo lejos el viñedo, los pasos
que dimos hasta él en los mediodías de septiembre.
Descansa tranquila. Tomaré una uvas para después
de tu sueño. Aquí, en este valle delicioso, nos hemos amado.
Cuando los días con niebla, he tomado tu mano y hemos
entrado en el mar; pareciera que el oleaje, que rompe
en nuestros pechos, tuviera toda la luz de la música.

Francisco Aranda Cadenas

Málaga, a 3 de enero de 2014


A Nuria González Carrillo...

La belleza serena del jardín, sus pájaros cantores,
se asemejan a tu semblante y a tu voz. Palabra
tuya bajo mi corazón... Ya sé, dicen que estoy loco,
pero puedo adivinar la belleza y la sensibilidad,
y el modo inteligente de decir las cosas. Apoyado
en el alféizar recuerdo el hermoso poema de Basho;
se parece a tus ojos y a la redondez sabia de tus senos.
Entre la llovizna de diciembre se agitan los caballos,
como las hojas errantes que alzan el vuelo con la brisa.
¿Cuándo llegará la primavera? ¿Cuándo podré verte?
El viento de levante te lleva mi canción. Mientras duermes
sonríes, cuando el ocaso rojizo trae perfumes de oriente.

Francisco Aranda Cadenas

Málaga. a 3 de diciembre de 2014


A Nuria González Carrillo...

En el hilvanado de la luz, Nuria, te gusta la luna
de agitados colores. El cielo está hendido,
y bajan por escalinatas azules cientos de ciervos,
hacia el otero que divisas en la noche clara.
Cuando bebes la cristalina agua del pozo,
cuando escribes tus estrofas encinta de amores,
cuando besas la flor sin arrancarla, te pareces
a un ungüento delicado. Ya zarparon las barcazas
y los marineros; yo soy uno de ellos, que se aleja
de la costa. No habrá que preguntar dónde me encuentro,
pero mi corazón está en volandas junto a ti.

Francisco Aranda Cadenas

Málaga, a 4 de diciembre de 2014


A Gabriel Celaya, poeta amado...

Aquel poeta que regresara con una gaviota entre las manos;
Celaya entrañable, con su poesía como arma cargada de futuro;
aquel poeta bello, singular obrero del verso, expresivo y combatiente...
Te he amado en toda regla, y aún te leo mientras la noche cae
y tus poderosos versos la iluminan.

Francisco Aranda Cadenas

Málaga, a 4 de enero de 2014


La luz se hizo hija de la luz en este diciembre
con libertad de palabra, de metáforas sencillas
y algodón dulce para los niños. A fuerza de tanta
claridad, las hojas de los árboles se han transparentado,
los troncos difuminados como a carboncillo, las horas
han ocupado las plazas con humildad de tiempo humanizante.
Aquella muchacha que allí veis leyendo un libro es más hermosa
que ayer. Sus delirios se han convertido en rosales rojizos,
y a fuerza de tanta claridad su rostro pareciera de cerámica
azul como de muñeca antigua. Voy a dejaros, he de descansar,
cerrar mis párpados; no obstante verán el paisaje,
que esta luz hija de la luz viene a ofrecerme.

Francisco Aranda Cadenas

Málaga, a 5 de enero de 2014


Ninguna de mis ideas quedarán inmortalizadas, ni siquiera
un verso dignificante de un poema. Días de ensoñación
para mi sola memoria y la del lector austero. Y otros
poemas vendrán sin embargo a ocupar las páginas
en blanco, el insomnio de los pájaros. No hay tiempo
ya para la nostalgia o la melancolía; la vida ha calado
hondo en el pecho y en la arteria. Para todos mis compañeros,
el frutecido roquedal de mi rada, las hijas menores de las estrellas.

¿Quién amasará el pan con manos nuevas? Pan para hoy,
inmortalizado al sol del ángel de la harina. Y, ¿quién despertará
la sangre para que el frío se desvanezca como un cisne enfermo?
Ni ninfas, ni dioses podrán afanarse en construir el mañana,
porque éste está en las manos de los hombres, silentes y efímeras,
pero traed brazos nuevos... ¡Salud, hermanos!

Francisco Aranda Cadenas

Málaga, a 5 de enero de 2014

Ninguna de mis ideas quedarán inmortalizadas, ni siquiera
un verso dignificante de un poema. Días de ensoñación
para mi sola memoria y la del lector austero. Y otros
poemas vendrán sin embargo a ocupar las páginas
en blanco, el insomnio de los pájaros. No hay tiempo
ya para la nostalgia o la melancolía; la vida ha calado
hondo en el pecho y en la arteria. Para todos mis compañeros,
el frutecido roquedal de mi rada, las hijas menores de las estrellas.

¿Quién amasará el pan con manos nuevas? Pan para hoy,
inmortalizado al sol del ángel de la harina. Y, ¿quién despertará
la sangre para que el frío se desvanezca como un cisne enfermo?
Ni ninfas, ni dioses podrán afanarse en construir el mañana,
porque éste está en las manos de los hombres, silentes y efímeras,
pero traed brazos nuevos... ¡Salud, hermanos!

Francisco Aranda Cadenas

Málaga, a 5 de enero de 2014


Partió aquella que me quería; yo aún la amo.
Oí sus pasos al bajar las escaleras en mi duermevela,
y ella debió salir a la calle tal vez llorando; yo aún la lloro.
Quiero decir, que hay algo curiosamente agridulce en esto,
porque el recuerdo estremece y el olvido golpea duro
la entraña. Si he de volver a verla que sea en el próximo invierno,
ya que las noches con ella tienen sabor a leña en el hogar
y a saliva en los cuerpos. Porque partió sin apenas decir nada
es que tampoco yo tuve palabras para despedirme. El viento
azota el rumor de sus pasos, y hay barcazas a la deriva en mi corazón.
Pone la vida fin a tantas cosas; tú que lo sabes, mi buen amigo,
que a veces duele saberse felizmente en los instantes, o alegra
la posibilidad no tan remota de hallarse frente a otro cuerpo amado.

Francisco Aranda Cadenas

Málaga, a 5 de enero de 2014
 

En todas las ventanas, en todas las puertas, en las casas todas
hay lirios y amapolas. El hombre de la armónica toca ritmos de blues,
y el día está esculpido en el centro mismo del sol.
La humildad y la grandeza del mundo han pactado; derrotan
las negras nubes con poderoso esfuerzo. Hoy verdaderamente
hace un día para señalar en el calendario. Oh, enero sin bufandas
ni abrigos, con delfines que atraviesan la costa generosamente.
¡Salutación para la piel y los brazos abiertos!
¡Salutación para los cuerpos y las palabras!

Hermoso enero malagueño sin bufandas ni abrigos junto a tu corazón.

Francisco Aranda Cadenas
Málaga, a 6 de enero de 2014


La vida es un sexo de mujer que se regala,
no sólo tierra y sed, también el surco alado,
de amado cielo la hendidura, fulgor de luz,
que la cadencia del viento envuelve. Sabrosa
de sal marina, tendida entre los juncos, simple
y desnuda, así es la mujer que amo. Erguidas
colinas en sazón, se pueden asir las flores
que se yerguen, musicales en la cadera amable
de su valle. En tu atlas confesable, me pierdo
hasta encontrarme... La vida es un sexo de mujer
que se regala, que de no morir se vive entonces,
una puerta al fondo de la clara noche, donde
la voz de surco es, en la penumbra, dulce lamento.

Francisco Aranda Cadenas

Málaga, a 6 de enero de 2014


Caléndulas tus cejas, quiero sobrevivirme a tu belleza,
continuar aún en la música, anhelar a las palomas
que en los rizos se rizan de la aurora. Ajena al tributo
de lo casto, contemplas de tu edad sólo tu verbo,
el gesto que ama cómplice de nácar encendido.
El albo plumaje de aquel pájaro que dormitando ves,
me recuerda a tu alma luneada de frutos rojizos, albedrío
de tu primer canción, sueño prendido de mi aurora.

Francisco Aranda Cadenas

Málaga, a 6 de enero de 2014


Presiento un amado espacio de música
silente. A tu lado, quizá, en el eco
de mi vida consumada a veces en instantes.
Y si la unión fuera posible, si el recuerdo
trajera los brazos nuevamente a su estatura,
la médula de la vértebra que arde, entonces,
súbitamente prendido y prendado por tu beso,
me asomaría al único abismo posible... La vida.

Del otro lado del río mi amor es como vino mendicante.

Francisco Aranda Cadenas

Málaga, a 6 de enero de 2014


Entre ir y venir, e irse y regresarse
han pasado días, y la ausencia
invicta mora en el corazón muerto
de un pájaro. Si fuera que pidiese
el silencio entendería el álgebra
sangrante de no verte... Se apodere
de mí la lejana palabra que una vez
amaste. Cae la noche en la noche
y otra vez desierto en el albo muslo
de tu fuga. Se apodere de mí la lejana
palabra que una vez amaste.

Francisco Aranda Cadenas

Málaga, a 6 de enero de 2014


Todavía pretendo amar. En el surco
de la noche delira la voz. En el cuenco
de tus manos lo nacido que vibra,
y de tan alta la música, la matemática
tan rítmica, auguras el arrobamiento
arborescente de la lluvia.

Francisco Aranda Cadenas

Málaga, a 6 de enero de 2014


Retorna al lecho de la luz donde la luz devuelve
vértebras de naranjas río abajo, y luego la mar,
hermoseante del azul del agua, jubilosa de olas
invernales; sólo ella sabe de su furia mientras yo,
en el lecho de la luz donde la luz devuelve
mi saber de ti, el poema que te canto. El verso
es tuyo para siempre, hasta su misma muerte,
hasta la hora de su espanto, hasta el pecho
con que me comes y me bebes, ávida de silencios
musicales.

Francisco Aranda Cadenas

Málaga, a 6 de enero de 2014

 

Festival Alfonso Ortíz Tirado 2014





FAOT 2014
 
Del 24 de enero al 1 de febrero
Álamos, Sonora, México
PROGRAMA GENERAL

VIERNES 24
17:00 horas, calles de Álamos
Ambientación callejera

20:30 horas, El Callejón del Templo
Inauguración y entrega de la Medalla “Alfonso Ortiz Tirado” 2014 al tenor Fernando de la Mora

20:30 horas, Estadio de béisbol / Rock
Nunca jamás (Ciudad Obregón)
Tanke (Distrito Federal)

21:00 horas, El Callejón del Templo
Fernando de la Mora, tenor, y Olivia Gorra, soprano
Orquesta Filarmónica de Sonora; Enrique Patrón de Rueda, director

21:30 horas, exterior Palacio Municipal
Callejoneada con la Estudiantina “Dr. Alfonso Ortiz Tirado”

Fernando de la Mora Medalla “Alfonso Ortiz Tirado” 2014
Fernando de la Mora Medalla “Alfonso Ortiz Tirado” 2014


SÁBADO 25
11:00 horas, Corredor de Turismo (25 y 26)
Taller de pintura acrílica, impartido por Austreberto Villarreal

12:00 horas, Museo Costumbrista de Sonora
Inauguración de la Ruta del Arte

12:00 horas, La Alameda
Corazón en fuga. Techi Gastélum

12:00 horas, Casa de la Cultura / Ópera 12
El clavel del aire. Rito Emilio Salazar

14:00 horas, Templo de la Purísima Concepción
Adrian Justus, violín

16:00 horas, Escuela Bartolomé M. Salido / Escenario infantil
Obra de teatro Los bukis revoltosos del Dr. Hoffman
Grupo Andamios Teatro

16:00 horas, Plaza La Alameda (Del 25 de enero al 1 de febrero)
Taller de percusión, impartido por David Norzagaray

17:00 horas, Casa de la Cultura
Homenaje a precursores del Festival

17:00 horas, calles de Álamos
Ambientación callejera

18:00 horas, Museo Costumbrista de Sonora
Clase magistral por el violinista Adrian Justus

20:00 horas, Palacio municipal
Gala de la Filarmónica
Penélope Luna, soprano (primera parte) y Othalie Graham, soprano (segunda parte)
Orquesta Filarmónica de Sonora; Enrique Patrón de Rueda, director

20:30 horas, Estadio de béisbol / Rock
Sonora chacalera (Hermosillo)
La merma (Nogales)
Vanens (Distrito Federal)

21:30 horas, El Callejón del Templo

21:30 horas, exterior Palacio Municipal
Callejoneada con la Estudiantina “Dr. Alfonso Ortiz Tirado”

DOMINGO 26
12:00 horas, Museo Costumbrista de Sonora
Presentación de Días de canto. Memoria del Festival Alfonso Ortiz Tirado

12:00 horas, La Alameda
Grupo Los mejores amigos

12:00 horas, Casa de la Cultura / Ópera 12
Boleros. Ignacio Quijada, tenor y David Camalich, piano

14:00 horas, Templo de la Purísima Concepción
Ensamble Zephyrus
Raúl Garza Paz, flauta; Héctor Fernández Purata, oboe; Hugo Manzanilla Victoria,
clarinete; Michelle Lee Pettit, corno francés y Ariel Rodríguez Samaniego, fagot

16:00 horas, Escuela Bartolomé M. Salido / Escenario infantil
La vaca cantante, Rosa Vilà

17:00 horas, calles de Álamos
Ambientación callejera

18:00 horas, Museo Costumbrista de Sonora
Clase magistral por Hybris Baroque Ensemble (Alberto Asero, violín y Ugo Nastrucci,

20:00 horas, Palacio municipal
Entrega del Reconocimiento al Talento Joven 2014 a Valeria Quijada, soprano
Concierto con voces jóvenes
Valeria Quijada, soprano; Adriana Romero, soprano; Christopher Roldán, tenor; Fabián
Rodriguez, tenor; Juan Carlos Heredia, barítono; Carlos López, barítono y José Miguel
Orquesta Filarmónica de Sonora; Enrique Patrón de Rueda, director

20:30 horas, Estadio de béisbol / Rock
The Sicarios of Rock and Roll (Hermosillo)
Los Fontana (Distrito Federal)

21:30 horas, El Callejón del Templo
Banda de Música del Estado de Sonora; Luis Gerardo Trejo Cervantes, director
Invitados: Adriana Cao, arpa; Abraham Barrera, piano; La Banda Bastön

21:30 horas, exterior Palacio Municipal
Callejoneada con la Estudiantina “Dr. Alfonso Ortiz Tirado”

LUNES 27
8:00 horas, Escuela secundaria General Adrián Salas Madera (Del 27 al 30)

11:00 horas, Escuela secundaria Paulita Verján (Del 27 al 30)
Taller de formación integral en música, impartido por Jesús Eduardo Ramírez

8:00 horas, Colegio de Bachilleres (Del 27 al 31)

14:00 horas, Escuela primaria Lázaro Cárdenas (Del 27 al 31)
Curso de iniciación musical clásica, impartido por Jesús David Camalich

8:00 y 14:00 horas, Escuela Bartolomé M. Salido I y II (Del 27 al 30)
Curso de iniciación musical infantil, impartido por Rosa María Robles Linares

11:00 horas, Museo Costumbrista de Sonora (Del 27 al 31)
Taller de canto para adultos, impartido por Avelino Vega

11:00 horas, Escuela primaria Revolución (Del 27 al 31)
Taller de pintura acrílica, impartido por Austreberto Villarreal

12:00 horas, Casa de la Cultura / Ópera 12
Grupo Romanza; Jorge Sandoval, director

14:00 horas, Templo de la Purísima Concepción
Hybris Baroque Ensemble
Alberto Asero, violín barroco y Ugo Nastrucci, guitarra barroca y bajo continuo

17:00 horas, calles de Álamos
Ambientación callejera

18:00 horas, Museo Costumbrista de Sonora
Clase magistral por Rodolfo Ritter, piano y Vladimir Sagaydo, violonchelo

20:00 horas, Palacio municipal
Mikhail Korobeinikov, bajo y ViktoriiaVins, piano

21:30 horas, El Callejón del Templo

21:30 horas, exterior Palacio Municipal
Callejoneada con la Estudiantina “Dr. Alfonso Ortiz Tirado”

MARTES 28
12:00 horas, La Alameda
Música popular en lengua mayo

14:00 horas, Templo de la Purísima Concepción
Rodolfo Ritter, piano y Vladimir Sagaydo, violonchelo

17:00 horas, calles de Álamos
Ambientación callejera

20:00 horas, Palacio municipal
Entrega del Reconocimiento al Maestro Sonorense 2014 a Gastón Serrano Meléndrez
Noche de la Universidad de Sonora
Selma Ceja, soprano; Diana Antúnez, soprano y Luis Castillo, barítono
Héctor Acosta, piano

21:30 horas, El Callejón del Templo

21:30 horas, exterior Palacio Municipal
Callejoneada con la Estudiantina “Dr. Alfonso Ortiz Tirado”

MIÉRCOLES 29
12:00 horas, La Alameda
Estudiantina Conalep “Viva Empalme”

14:00 horas, Templo de la Purísima Concepción
Irina Kulikova, guitarra clásica

17:00 horas, calles de Álamos
Ambientación callejera

18:00 horas, Museo Costumbrista de Sonora
Clase magistral por la guitarrista Irina Kulikova

20:00 horas, Palacio municipal
Encarnación Vázquez, mezzosoprano; José Luis Ordóñez, tenor y Carlos Sánchez, barítono
Ensamble: Józef Olechowski, piano; Kazimierz Olechowski, violín; Luz María Frenk,
violonchelo y Eleanor Weingartner, clarinete

21:30 horas, El Callejón del Templo

21:30 horas, exterior Palacio Municipal
Callejoneada con la Estudiantina “Dr. Alfonso Ortiz Tirado”

Fernando Delgadillo FAOT 2014
Fernando Delgadillo Jueves 30 de enero
JUEVES 30
12:00 horas, La Alameda
Música popular en lengua yaqui

12:00 horas, Casa de la Cultura / Ópera 12
Marybel Ferrales, soprano y Héctor Acosta, piano

14:00 horas, Templo de la Purísima Concepción
Michelle Dickey, soprano y Agustín Carmona, órgano

16:00 horas, Escuela Bartolomé M. Salido / Escenario infantil
Concierto Niños cantantes de Álamos, participantes en el taller de canto

17:00 horas, calles de Álamos
Ambientación callejera

18:00 horas, Museo Costumbrista de Sonora
Clase magistral por el pianista Józef Olechowski

20:00 horas, Palacio municipal
Angel Blue, soprano; Gustavo Feulien, barítono
James Demster, piano

21:30 horas, El Callejón del Templo
Fernando Delgadillo

21:30 horas, exterior Palacio Municipal
Callejoneada con la Estudiantina “Dr. Alfonso Ortiz Tirado”

VIERNES 31
12:00 horas, La Alameda
Los reyes del ritmo

12:00 horas, Casa de la Cultura / Ópera 12
Fabián Rodríguez, tenor y Héctor Acosta, piano

14:00 horas, Templo de la Purísima Concepción
Horacio Franco, flauta y ensamble

14:00 horas, Museo Costumbrista de Sonora
Concierto de cierre del taller de canto para adultos, impartido por Avelino Vega

16:00 horas, Escuela Bartolomé M. Salido / Escenario infantil
Leyendo sueños, Abraham Barrera

17:00 horas, calles de Álamos
Ambientación callejera

18:00 horas, Museo Costumbrista de Sonora
Clase magistral por el flautista y director Horacio Franco

20:00 horas, Palacio municipal
Íride Martínez, soprano y Khachatur Badalyan, tenor
Siegmund Weinmeister, piano

20:30 horas, Estadio de béisbol / Rock
Claroscuro (Hermosillo)
Ataxia (Hermosillo)
Baytor (Distrito Federal)

21:30 horas, El Callejón del Templo
Ópera Elixir de amor
Adina: Jéssika Arévalo, soprano; Nemorino: Christopher Roldán, tenor; Dulcamara: José
Miguel Valenzuela, bajo; Gianetta: Valeria Quijada, soprano
Orquesta Filarmónica de Sonora; Christian Gohmer, director
Ricardo Rodríguez, productor
José Medina, director de escena
Manuel Flores, director del coro

21:30 horas, exterior Palacio Municipal
Callejoneada con la Estudiantina “Dr. Alfonso Ortiz Tirado”

SÁBADO 1 DE FEBRERO
11:00 horas, Corredor de Turismo (31 enero y 1 febrero)
Taller de pintura acrílica, impartido por Austreberto Villarreal
12:00 horas, La Alameda

12:00 horas, Casa de la Cultura / Ópera 12
Gabriela Copca, mezzosoprano y Juan Díaz Hilton, guitarrista

14:00 horas, Templo de la Purísima Concepción
Józef Olechowski, piano y Kazimierz Olechowski, violín

16:00 horas, Escuela Bartolomé M. Salido / Escenario infantil
El pintor (Van Gogh para niños), Abraham Barrera

17:00 horas, calles de Álamos
Ambientación callejera

18:00 horas, Museo Costumbrista de Sonora
Clase magistral por el violinista Kazimierz Olechowski

20:00 horas, Palacio municipal
Clausura del Festival
Joyce DiDonato, mezzosoprano y David Zobel, piano

20:30 horas, Estadio de béisbol / Rock
Todos vs. Todos (Hermosillo)

21:30 horas, El Callejón del Templo

21:30 horas, exterior Palacio Municipal
Callejoneada con la Estudiantina “Dr. Alfonso Ortiz Tirado”
_____________________

Monday, January 06, 2014

Altazor canto Vll Vicente Huidobro




CANTO VII
Al aia aia
ia ia ia aia ui
Tralalí
Lali lalá
5
Aruaru
urulario
Lalilá
Rimbibolam lam lam
Uiaya zollonario
lalilá
10
Monlutrella monluztrella
lalolú
Montresol y mandotrina
Ai ai
Montesur en lasurido
15
Montesol
Lusponsedo solinario
Aururaro ulisamento lalilá
Ylarca murllonía
Hormajauma marijauda
20
Mitradente
Mitrapausa
Mitralonga
Matrisola
matriola
25
Olamina olasica lalilá
Isonauta
Olandera uruaro
Ia ia campanuso compasedo
30
Tralalá
Aí ai mareciente y eternauta
Redontella tallerendo lucenario
Ia ia
Laribamba
Larimbambamplanerella
35
Laribambamositerella
Leiramombaririlanla
lirilam
Ai i a
Temporía
40
Ai ai aia
Ululayu
lulayu
layu yu
Ululayu
45
ulayu
ayu yu
Lunatando
Sensorida e infimento
Ululayo ululamento
50
Plegasuena
Cantasorio ululaciente
Oraneva yu yu yo
Tempovío
Infilero e infinauta zurrosía
55
Jaurinario ururayú
Montañendo oraranía
Arorasía ululacente
Semperiva
ivarisa tarirá
60
Campanudio lalalí
Auriciento auronida
Lalalí
Io ia
iiio
65
Ai a i a a i i i i o ia


 

Altazor, canto Vl. Vicente Huidobro





















CANTO VI


Alhaja apoteosis y molusco
Anudado
noche
nudo
El corazón
5
Esa entonces dirección
nudo temblando
Flexible corazón la apoteosis
Un dos tres
cuatro
10
Lágrima
mi lámpara
y molusco
El pecho al melodioso
Anudado la joya
15
Con que temblando angustia
Normal tedio
Sería pasión
Muerte el violoncelo
Una bujía el ojo
20
Otro otra
Cristal si cristal era
Cristaleza
Magnetismo
sabéis la seda
25
Viento flor
lento nube lento
Seda cristal lento seda
El magnetismo
seda aliento cristal seda
30
Así viajando en postura de ondulación
Cristal nube
Molusco sí por violoncelo y joya
Muerte de joya y violoncelo
Así sed por hambre o hambre y sed
35
Y nube y joya
Lento
nube
Ala ola ole ala Aladino
El ladino Aladino Ah ladino dino la
40
Cristal nube
Adónde
en dónde
Lento lenta
ala ola
45
Ola ola el ladino si ladino
Pide ojos
Tengo nacar
En la seda cristal nube
Cristal ojos
50
y perfumes
Bella tienda
Cristal nube
muerte joya o en ceniza
Porque eterno porque eterna
55
lento lenta
Al azar del cristal ojos
Gracia tanta
y entre mares
Mira mares
60
Nombres daba
por los ojos hojas mago
Alto alto
Y el clarín de Babel
Pida nácar
tenga muerte
65
Una dos y cuatro muerte
Para el ojo y entre mares
Para el barco en los perfumes
Por la joya al infinito
70
Vestir cielo sin desmayo
Se deshoja tan prodigio
El cristal ojo
Y la visita
flor y rama
75
Al gloria trino
apoteosis
Va viajando Nudo Noche
Me daría
cristaleras
80
tanto azar
y noche y noche
Que tenía la borrasca
Noche y noche
Apoteosis
85
Que tenía cristal ojo cristal seda cristal nube
La escultura seda o noche
Lluvia
Lana flor por ojo
Flor por nube
90
Flor por noche
Señor horizonte viene viene
Puerta
Iluminando negro
Puerta hacia ideas estatuarias
95
Estatuas de aquella ternura
A dónde va
De dónde viene
el paisaje viento seda
El paisaje
100
señor verde
Quién diría
Que se iba
Quién diría cristal noche
Tanta tarde
105
Tanto cielo que levanta
Señor cielo
cristal cielo
Y las llamas
y en mi reino
110
Ancla noche apoteosis
Anudado
la tormenta
Ancla cielo
sus raíces
115
El destino tanto azar
Se desliza deslizaba
Apagándose pradera
Por quien sueña
Lunancero cristal luna
120
El que sueña
El que reino
de sus hierros
Ancla mía golondrina
125
Sus resortes en el mar
Ángel mío
tan obscuro
tan color
Tan estatua y tan aliento
Tierra y mano
130
La marina tan armada
Armaduras los cabellos
Ojos templo
y el mendigo
Estallado corazón
135
Montanario
Campañoso
Suenan perlas
Llaman perlas
El honor de los adioses
140
Cristal nube
El rumor y la lanzada
Nadadora
Cristal noche
La medusa irreparable
145
Dirá espectro
Cristal seda
Olvidando la serpiente
Olvidando sus dos piernas
Sus dos ojos
150
Sus dos manos
Sus orejas
Aeronauta
en mi terror
Viento aparte
155
Mandodrina y golonlina
Mandolera y ventolina
Enterradas
Las campanas
Enterrados los olvidos
160
En su oreja
viento norte
Cristal mío
Baño eterno
el nudo noche
165
El gloria trino
sin desmayo
Al tan prodigio
Con su estatua
Noche y rama
170
Cristal sueño
Cristal viaje
Flor y noche
Con su estatua
Cristal muerte