Translate

Friday, January 25, 2013

POR ESTA HEBRA, Elia Casillas

 Mi vida es un viernes cualquiera

noche que se vacía en la cajita de fábulas

y ve la aurora con otros sentidos.

Mi vida, escucha las gaviotas del vientre,

hay que construirle una estrella a la esperanza

para que el amor dance,

y hay que ir a las calderas del infierno

para entender el corazón de un poeta.



Wednesday, January 09, 2013

Elia Casillas




11/11/11

Elia Casillas



(11/11/11)

 

   Elia Casillas

 

   

El polvo se acumula en los renglones  

y rompe la portada del  olvido,

en la inspiración de la noche 

emigro con las hojas ambarinas

que giran en la emboscada del pensamiento.

 

Obsesión nocturna   

baila y pisa

los alerones de la memoria.

Entre los surcos de mis letras       

marea azul en el eco del teclado

y en las horas quemadas de las uñas

el devenir del tiempo en la ceniza. 

 

En el centro de estas cuartillas   

no resuenan las imágenes

ni el perfume,  

su aroma no gime en el incendio que lo llama.

 

Mojamos la vida

que olvidamos debajo del sombrero,   

despierto y juro que puedo ir a la felicidad vestida de rojo

y nadie sabría que mi corazón se levanta con fastidio

en una sociedad de plástico 

 

Vengo con idea de sábana dulce

y en las fieras de la almohada

estalla el presente

en el infierno de las cosas que aún nos miran.

 

Ombligo de este cuerpo púrpura,

donde el vientre se abrasa  

con la melodía zarca del infinito,

y en el alarido aterciopelado, 

despierto.

 

Voy en llamas de la Parca

 y grito en el torbellino milenario de la rutina,

 perdonada en mi vestido enamorado.

 

No sé bautizar este momento

y sacudo las piernas para que regresen,

hay dolor en el suspiro de las calles

y aturde

hay  fiesta en la luna,

somos el germen    

que está alterando el cielo.

 

Estoy y, en la sangre un vuelo escandaloso

desconoce salto y patria

y al final de la  inquieta noche

no logro callarlo.

 

 

 

 

 

 

Navojoa, Sonora, 11/11/11