Translate

Thursday, October 29, 2009

Presentación: Informador del Mayo

Saturnino Esquer: Presentación del libro Reyes y Ases del Beisbol


Presentación del libro Reyes y Ases del Beisbol
Elia Casillas


23 textos, 120 páginas, prosa y poesía escrita entre noviembre del año 2000 y julio del 2008, según la fecha que aparece al final de cada texto, para evocar instantes de la vida de 5 Pitchers: Francisco Campos, Óscar Rivera, Miguel del Toro, Luis Bustillos y Mercedes Esquer; 5 Shortstops: Mario Mendoza, Vinicio Castilla, Javier Robles, Benjamín Gil y Juan José Pacho; un segunda base: Fernando Villescusa; un tercera base: Aurelio Rodríguez; un catcher: Gerónimo Gil; un primera base: José Tolentino; y un jardinero: Andrés Mora. Seguramente en su intervención la autora nos explicará cuál fue el criterio para elegir tanto a los personajes como al género literario; porque en cuanto a los personajes, sólo incluye a un jardinero y no aparece ningún bateador designado. En cuanto a los géneros literarios, Elia recurre a la narrativa, en forma de cuento y relato; y a la lírica, que es lo que conocemos como poesía. Para conocer mejor la génesis, es decir, el origen de los textos; cómo funciona el proceso creador de un escritor, seguramente ella nos dirá por qué optar con algunos por la poesía y con otros por la prosa.

Además de los jugadores, la autora incluye a un cronista deportivo: Alfonso Araujo Bojórquez; Luz Elda Estrada, la primera mujer manejadora en nuestro municipio; las esposas de algunos jugadores, Mariel, la hija de Fernando Villaescusa y un texto dedicado a las desgracias y sin sabores de aquellos jugadores que se han enfermado o ha caído en adicciones sin contar con el apoyo para superar sus crisis existenciales. Sin faltar un manual para hacer un homenaje en el beisbol mexicano y la historia de un niño gordito que se convirtió en el alma del equipo de Guasave arropado por todos, pero en especial por Creighton Gubanich, Greg Martínez y Brad Saizer..

8 de los 23 textos son muy cortos, de apenas 2 cuartillas; 5 tienen 3 páginas; 4 tienen 4; 1,5: 3, 6 y el texto más largo, de 20 páginas, es el dedicado al pitcher Luis Bustillos, que está escrito de principio a fin en forma de diálogo, a través del cual el pitcher, enfermo de cáncer, trata de convencer a la Parca de que no le marque el tercer strike, para lo cual le propone jugar su vida en una partida de ajedrez.

La mayoría de los protagonistas de este libro aún viven, pues sólo Aurelio Rodríguez, Miguel del Toro y Fernando Villaescusa han fallecido.

El tema de la muerte, en mi opinión, es muy importante en el libro. Aparece en el texto de Luis Bustillos, en el de Miguel del Toro, Fernando y Mariel Villaescusa, en el de Javier Robles y en el de los jugadores que han caído en desgracia por enfermedades o adicciones. Es un tema muy ad hoc con la fecha en que se está presentando el libro puesto que estamos en el proceso de preparación hacia el día de muertos y considero que ocupa un lugar muy especial para todos; y eso le gusta mucho resaltarlo al Prof. Lombardo Ríos con la actividad en los tres museos que integran el Sistema Municipal de Museos.

A través de sus 23 textos, Elia nos acerca al mundo interior de los peloteros, a eso que no se advierte en un campo de béisbol, donde sólo se aprecia la magia y la espectacularidad de las grandes jugadas: las atrapadas, los robos de base, los squeze plays, los cuadrangulares espalda con espalda, los triples; y por qué no, el sabor amargo de los errores, las pifias, los balks, sobre todo aquellas fallas, que para muchos aficionados, desde la comodidad de un asiento, parecen increíbles o demasiado infantiles para cometerse.

Elia Intenta atrapar las vivencias que son significativas para los jugadores, tanto en el terreno de juego como en el más íntimo rincón de sus hogares y busca recrearlas a través de las palabras y de la imaginación; para ofrecernos, a la manera de esas extraordinarias jugadas de antología, narradas magistralmente por los más reconocidos cronistas deportivos, fragmentos selectos de los hombres de carne y hueso, que han dedicado su vida al deporte del bat y las pelotas.

En el intento de rescatar sólo algunos de los momentos poéticos del libro, hablaré en primer lugar de dos jugadores de los que Elia hace referencia a su infancia; dos inmortales del béisbol mexicano comos son: Vinicio Castilla y Mario Mendoza.


En el caso de Vinicio, evoca el episodio, al lado de su hermano Carlos, por un guante que no se encuentra en donde debería y que nos hace pensar en la angustia que debe sentir un beisbolista cuando extravía o le hurtan su guante más querido. Elia dice: “En ese momento supo que para un jugador no existe bálsamo cuando extravía su manopla”.

De no ser por el libro, jamás me hubiera enterado de que a Vinicio Castilla le decían el OAXACA (así, como se oye, a decir de la autora); ni hubiera penetrado en sus pensamientos: “Cuando la adrenalina de una atrapada estuvo ahí, haciendo chispas y el dolor de la mano se confundía con el aplauso. En aquel tiempo, empezaban las callosidades que deja la pelota, huella ineludible que lo formaría como especialista en el oficio.

En el caso de Mario Mendoza, asistimos a lo que los psicoanalistas le llamen el “rito de iniciación” de un héroe. Podemos imaginarlo de pequeño cuando: “si algo le sobraba al río eran piedras, justo lo que él requería para sus batazos. Entonces se apresuró, el arroyo lo esperaba. Un palo cumplía las veces del bat, y en ese baldío iba sin el riesgo de llevarse los cristales de alguna casa. El sonido del agua hacía burbujas en pies y manos, los pájaros eran el canto que llegaba del aire, junto con murmullos de insectos y plantas sobrevivientes del frío: seduciéndole. Estaba enamorado del lugar donde la naturaleza hizo su gran variedad de verdes, en contraste con el café intenso de la tierra y piedras de distintos grises. A lo lejos, un resplandor que no lograba ubicar, llamó poderosamente su atención. Acercándose, poco a poco llegó, ¿y…? un ¡spike! Un zapato de béisbol con los ganchos de cara al sol, un spike abandonado yacía ahí. Volteó a todos lados, quería estar seguro de que era el único dueño. Él lo encontró, ¿o…? Más bien, se habían hallado, le pertenecía, porque a veces la vida deja el motivo tan cerca, para que cada quien tome calle y esa oportunidad era suya, así lo entendió.

En el pasaje pueden apreciarse algunas características del cuento, especialmente la intensidad; y el juego con el lenguaje permite vivenciar la narración que despierta las sensaciones y los sentimientos de los lectores.
En un texto literario encontramos imágenes, ya que el lenguaje no se ocupa sólo de contar acciones sino que las embellece y busca proyectar emociones que toquen la sensibilidad de las personas.


Para presentar a Francisco Campos Machado que se vio precisado a cambiar la posición de receptor por la de un exitoso lanzador, recurre a manera de epígrafe a unos versos del poeta Alma Fuerte, que deberían ser la motivación no sólo de beisbolistas y practicantes de cualquier deporte, sino de todo ser humano:
No te des por vencido
ni aún vencido,
no te sientas esclavo
ni aún esclavo;
trémulo de pavor,
piénsate bravo
y arremete feroz
ya mal herido.

Es decir, que aunque estemos contra la pared, con el viento en contra y perdamos por 10 carreras a cero, en la siguiente jugada siempre debemos hacer nuestro mejor esfuerzo, porque como decía Boc Canel: “Esto no se acaba, hasta que se acaba”. La frase encierra toda una enseñanza de vida, porque como dijeran algunos filósofos: deberíamos vivir cada día y cada instante, intensamente, como si fuera el último. No sabemos si hay un mañana y es una total necedad ocuparnos de un pasado que ya no existe. El presente es nuestro único regalo

La imagen de Javier Robles, de vocación futbolista, pero convertido en beisbolista por una decisión fraternal del corazón, es muy elocuente:

Abandonaste en muralla de pesares el balón de patadas, la pelota que te llevó a mundiales donde te imaginabas vitoreado por el gol. La portería es parte de la novela que no escribiste, Javier. Un tigre se habría en el trayecto con bolsa de promesas, y el lápiz apresuró el pliego para tu cuento de oro. Una final; un gallardete tus piernas, y el bat, la contraseña que buscabas.



El único texto donde Elia hace referencia a un partido de béisbol son los breves segundos de una jugada cerrada en home, con el yaqui Gerónimo Gil y el tomatero Melvin Nieves, como protagonistas, y una amenaza de bronca, algo que siempre anima a los fanáticos. Esta es la escena:

Y se lanzaron al aire, dos Halcones en choque, cuerpos midiendo hambres, dos almas aterciopeladas en lidia Divina, pelearon el plato de nadie. Melvin, con los pies de frente, rasgó la tierra, rompiendo el viento con fe en sus piernas, desafió el brazo del jardinero… pero Gerónimo lo esperaba, una muralla su hechura, puso cerrojo en la entrada. En las piernas un buen freno, sus espíritus opuestos encresparon las miradas y sin restarse importancia, conservaron pretensión de peloteros. En el oído, los gritos ya eran polvo de otro juego y deslizaron amores encontrados, corazón por un tatuaje en Tierra de Yaquis, el otro era Tomatero. Gil, vencido por el peso cubrió a Melvin, el codo dejó una marca por donde sale la cara, detrás de Gerónimo, el Juez hizo malabares con el destino, cerró el puño con voz de trueno, marcó “¡Fuera…!” Se liberaron las bancas. De algún lugar, una voz vino:
- No pasa nada, fue jugando -























Alfonso Araujo Bojórquez, es uno de los cronistas deportivos más reconocidos en todo el país. Miembro del Salón de la Fama del béisbol, por medio de la prosa poética nos acercamos a su singular personalidad.
Dedos del tiempo mueven el ajedrez , y tu campo volador arma el rompecabezas del planeta; el niño de tu esférica hace entre sien y sien un juego, diez juegos, mil juegos. Te conmueven cuatro almohadillas y en la barda del firmamento dejas un archivo de huellas; jugadores que intrigaron la agudeza de tu cerebro, almacén de recuerdos limpios, laberinto de tornasoles, vaivén de palabras donde el carrete de tu voz, es una red de epopeyas fantásticas. Y nos lleva en el gusano multicolor de una liga; a veces entre Naranjeros, y en Águilas donde el desierto hace su nido, con Mayos amartillados en Algodones, Cañeros y Tomateros, con el Venado que entona su Mazatlán querido, y el Yaqui revienta con voz de tenábari. En ese chinchorro vives Araujo Alfonso. Un parque de fantasmas te inmortalizan, en el historial de los pies que te persiguen desde las revistas, que orquestaban glorias y descalabros. Héroes de un puño de letras, un cuento largo, y el polvo brillante de tu memoria. Enciende la pizarra de tu vida, un plato favorito, cuadrangular con casa llena, y tres juegos perfectos te nombran: El Elegido.

Sin duda, Elia, a través de su inspiración, ha querido hacerle un reconocimiento y darle un lugar a algunos de los jugadores con los que ha convivido; pero definitivamente el último homenajeado del libro es el primero en su corazón: Mercedes Esquer es leyenda que dejó recuerdos imborrables en la mente de muchos aficionados al beisbol; es cómplice obligado de muchas de estas historias que nos presentan un ángulo distinto del Rey de los Deportes.

Tuesday, October 27, 2009

Festival de la Palabra




Elia Casillas


Elia Casillas





Rey3es y Ases del Béisbol, Elia Casillas





Reyes y Ases del Béisbol





Elia Casillas





Reyes y Ases del Béisbol





Elia Casillas





Reyes y Ases: Presentación



Reyes y Ases del Béisbol, se presentó en el Museo Lombardo Ríos en la ciudad de Navojoa, Sonora. Es un libro que narra en cuentos breves, historias sobre algunos jugadores del béisbol mexicano sin que, necesariamente estos peloteros sean del país, como el caso de Creighton Gubanich y el Gordito de Guasave. Podría decirse que las fábulas del libro nos llevan sitios desconocidos de la vida de algunos jugadores. La escritora Elia Casillas dice –es necesario un enamoramiento entre narrador y protagonista- Con esto se entiende que, escribe de seres con quien entabló un vínculo literario y por los que sentía admiración, y agrega – sólo de este modo me veo escribiendo sobre estos personajes- El libro se compone de veintitrés textos, cuento, relato, y prosa poética. Estuvieron altos funcionarios del H. Ayuntamiento de Navojoa, así como los presentadores del libro, Profesor Saturnino Esquer, Eduardo Almada, y Lenin Orduño. El evento estuvo a cargo del departamento de Educación y Cultura que dirige Manuel Quiroz Murillo, y los reconocimientos a los presentadores fueron otorgados por el Profesor Reynaldo Ríos.

Tuesday, October 20, 2009

Festival de la Palabra

Festival de la Palabra

Quinto encuentro de escritores: Festival de la Palabra.

Escritores de Sonora AC
Editorial Garabatos

Festival de la Palabra.
Quinto encuentro de los que escriben con los que leen.

Miércoles 21
18:00 Biblioteca Pública Municipal Jesús Corral Ruiz, Ciudad Obregón.
Presentación: La visita. Un sueño de la razón, novela histórica de Agustín Ramos. Comentarán la obra: Ismael Serna, Luis Alberto Bojórquez, Javier Munguía.

Jueves 22
(Auditorio de la Sociedad Sonorense de Historia)
17:00 Lectura de obra: Josué Barrera, Carlos Valenzuela, José Luis Barragán, Martín Piña.
18:00 Lectura de obra: Manuel Parra, Miguel Ángel Bonillas, Ignacio Bússani, Francisco Morales.
19:00 Presentación: La visita. Un sueño de la razón, novela histórica de Agustín Ramos. Presentan: Gerardo Bobadilla, Javier Munguía.

Viernes 23
(Sala de Usos Múltiples de la Escuela de Letras de la Universidad de Sonora)
09:30 Registro de participantes
10:00 Inauguración 10:15 Presentación de libros: Juan Manz: Apuntes críticos A ras del limbo de Federico Corral Vallejo; Esto no es una pipa de Claudia Reina; Léxico universitario de Francisco González.
11:00 Lectura de obra: Miguel Méndez, Norma Alicia Pimienta, Laura Delia Quintero, Silvia Rousseau. 11:45 Presentación de libros: Laberintos encerados. Antología de minificciones por Carlos Moncada y Esteban Domínguez; Tardarás un rato en morir de Imanol Caneyada; Tiempo de silencio, tiempo benigno de Gloria Barragán. 12:30 Lectura de obra con: Alba Brenda Méndez, Guillermo Munro, Armando Zamora, Margarita Oropeza, Rubén Meneses.
Receso 16:00 Lectura de obra con Ismael Serna, Cristina Murrieta, Pina Phillips, Blanca Rosa López, Vilma Pérez Cervantes. 16:45 Presentación de libros: Llama, de María Antonieta Mendívil; Linderos alucinados de Carlos Sánchez; Sola sin tu sombra de Elia Casillas; Los sordos territorios de Miguel Ángel Avilés.
17:45 Talleres ESAC: Francisco González, autobiografía, con Daniel Camacho, Ricardo Campos. 18:00 Lectura de obra con: Beatriz Aldaco, Mara Romero, José Terán, Inés Martínez de Castro.
18:40 Talleres ESAC: Margarita Oropeza, narrativa, varias voces.
19:00 Talleres ESAC: Alba Brenda Méndez, poesía, con Clara Luz Montoya y Graciela Ramírez.
19:20 Charla con el escritor Agustín Ramos: Elementos de la narración.
20:00 Lectura de obra: Josefa Rojas, Raúl Acevedo Savín, Iván Camarena, Conrado Córdova, Juan Manz.
20:45 Entrega de reconocimiento a Gerardo Cornejo.
21:00 Cena, Jardín de la Escuela de Letras.
Sábado 24
09:30 Lectura de obra infantil: Magda González y Mara Abdala.
10:00 Dramatización: Eva Calderón.
10:15 Panel: Literatura infantil con Antonio Granados y Jorge Durazo
11:00 Clubes de Lectura: Literapia, Colegio de Contadores, Alerce, Magnolias, Salas de Lectura, ITSON, UNISON. Nogales, IMSS, Bomberos, Alianza, Paquimé, Balún Canán, Andares
12:30 Constitución de la Sociedad Sonorense de Clubes de Lectura.
12:45 Clausura.

Exposición de obra pictórica: Julia Melissa Rivas.

Initación: Reyes y Ases del Béisbol. Elia Casillas

Thursday, October 15, 2009

Monday, October 12, 2009

Programa del V Festival de la Palabra



Escritores de Sonora AC
Editorial Garabatos

Festival de la Palabra.
Quinto encuentro de los que escriben con los que leen.

Miércoles 21
18:00 Biblioteca Pública Municipal Jesús Corral Ruiz, Ciudad Obregón.
Presentación: La visita. Un sueño de la razón, novela histórica de Agustín Ramos. Comentarán la obra: Ismael Serna, Luis Alberto Bojórquez, Javier Munguía.

Jueves 22
(Auditorio de la Sociedad Sonorense de Historia)
17:00 Lectura de obra: Josué Barrera, Carlos Valenzuela, José Luis Barragán, Martín Piña.
18:00 Lectura de obra: Manuel Parra, Miguel Ángel Bonillas, Ignacio Bússani, Francisco Morales.
19:00 Presentación: La visita. Un sueño de la razón, novela histórica de Agustín Ramos. Presentan: Gerardo Bobadilla, Javier Munguía.

Viernes 23
(Sala de Usos Múltiples de la Escuela de Letras de la Universidad de Sonora)
09:30 Registro de participantes
10:00 Inauguración 10:15 Presentación de libros: Claudia Reyna, Francisco González, Federico Corral Vallejo.
11:00 Lectura de obra: Miguel Méndez, Norma Alicia Pimienta, Laura Delia Quintero, Silvia Rousseau. 11:45 Presentación de libros: Carlos Moncada y Esteban Domínguez; Imanol Caneyada, Gloria Barragán. 12:30 Lectura de obra con: Alba Brenda Méndez, Guillermo Munro, Armando Zamora, Margarita Oropeza, Rubén Meneses.
Receso 16:00 Lectura de obra con Ismael Serna, Cristina Murrieta, Pina Phillips, Blanca Rosa López, Vilma Pérez Cervantes. 16:45 Presentación de libros: Elia Casillas, Miguel Ángel Avilés, Carlos Sánchez, Ma. Antonieta Mendívil.
17:45 Talleres ESAC: Francisco González, autobiografía, con Daniel Camacho, Ricardo Campos. 18:00 Lectura de obra con: Beatriz Aldaco, Mara Romero, José Terán, Inés Martínez de Castro.
18:40 Talleres ESAC: Margarita Oropeza, narrativa, varias voces.
19:00 Talleres ESAC: Alba Brenda Méndez, poesía, con Clara Luz Montoya y Graciela Ramírez.
19:20 Charla con el escritor Agustín Ramos: Elementos de la narración.
20:00 Lectura de obra: Josefa Rojas, Raúl Acevedo, Iván Camarena, Conrado Córdova, Juan Manz.
20:45 Entrega de reconocimiento a Gerardo Cornejo.
21:00 Cena, Jardín de la Escuela de Letras.

Sábado 24

09:30 Lectura de obra infantil: Magda González y Mara Abdala.
10:00 Panel: Literatura infantil con Antonio Granados, Jorge Durazo.
10:45 Dramatización: Eva Calderón.
11:00 Clubes de Lectura: Literapia, Colegio de Contadores, Alerce, Magnolias, Salas de Lectura, ITSON, UNISON. Nogales, IMSS, Bomberos, Seminario Mayor, Paquímé, Balún Banán, Alianza, Andares.
12:30 Constitución de la Asociación de Clubes de Lectura de Sonora.
12:45 Clausura.

Sunday, October 11, 2009

Francisco Campos: Un Gran Honor

UN GRAN HONOR

Por tercer año consecutivo Francisco Campos será el lanzador encargado de abrir la temporada por Naranjeros en el “Héctor Espino”

Por: José Ricardo Hernández (Naranjeros.com) Dicen que hay responsabilidades que se ganan y sin lugar a dudas abrir el juego inaugural de una temporada es una de ellas, para Francisco Campos esto no es algo nuevo, desde su llegada a Naranjeros el lanzador guaymense ha tenido este honor en cada una de las temporadas que lleva vistiendo el uniforme de la Escuadra Naranja.

Desde la temporada 2007-2008 “Pancho Ponches” ha sido el encargado de abrir el duelo inaugural por Hermosillo, han pasado cuatro temporadas desde que un pitcher distinto a Campos tuvo esa encomienda, siendo el zurdo ligamayorista Les Walrond quien abrió el partido inaugural de la campaña 2006-2007.

Desde su llegada a Hermosillo Campos mencionó que le gustaría ser el pitcher que abriera el juego inaugural mencionando que ese honor es una responsabilidad grande y que se sentiría feliz de ser designado por el manager Homar Rojas para abrir el encuentro.

Ahora ese honor vuelve a recaer en Campos quien ha demostrado porqué es uno de los lanzadores históricos en el beisbol mexicano y este domingo saldrá en búsqueda de la segunda victoria de los Naranjeros en la temporada y primera ante su afición en la temporada 2009-2010 de la Liga Mexicana del Pacífico.

Thursday, October 08, 2009

HOY JUEVES 8 DE OCTUBE DE 2009



JORGE TREWARTHA (trova)

NUBIA JAIME (trova)

MIGUEL MANRÍQUEZ (poesía)

LAURA DELIA QUINTERO (poesía)

Wednesday, October 07, 2009

Señores del Gobierno, hagamos cuentas..

Este blog jamás ha tenido tintes políticos ya que todo lo que se refiera a gobierno lo veo como mierda y le saco la vuelta, pero yo también estoy cansada de tanto abusivo que está mamando sin hacer nada. Esos chupacabras van y vienen por el mundo despilfarrando nuestra plata. Los hospitales están desfalcados, las escuelas llenas de maestros mediocres, nuestros policías sin excepción son corruptos, no hay ciudad que no tenga calles destrozadas, mal drenaje, polvo, basura, ¿no le dará verguenza a nuestro Presidente Felipe Calderón andar en otros países hablando de lo bien que según él está todo, cuando nadie le cree? Ante el mundo somos un país de maleantes, y por si fuera poco, no sólo somos ladrones, drogadictos, asesinos, corruptos, narcotraficantes... No, no sólo somos eso, somos algo peor: ¡Ignorantes!

¿SABIAS ESTO?

Está claro que cuando se habla de "los 500" , la referencia es a los diputados federales, cuya popularidad en todas las encuestas está en los últimos lugares, junto con los policías judiciales.

En estos días ha arreciado el reproche social al despilfarro que representa el sostenimiento de los 500 diputados federales, cosa que hemos soportado estoicamente durante años. Una rápida revisión de sus prebendas explica por qué a los mexicanos el Poder Legislativo nos cuesta nueve mil millones de pesos al año y, con el Poder Judicial, en otro nivel de excesos, no da cuentas a nadie, haciendo de la transparencia un asunto sólo de los demás y del fuero, tapadera.

Los diputados tienen un sueldo mensual, dieta, le llaman, de 105 mil 370 pesos, que restados los impuestos, les dejan 77 mil 745. Hace poco hubo un escándalo al saberse que sus impuestos se los pagaba la Cámara, a cargo del mismo presupuesto legislativo. De su ingreso pueden ahorrar 12 por ciento para un fondo de retiro, aportándoles la misma Cámara otro 12 por ciento. A esto suman dos pagos mensuales más: 28 mil 772 pesos de ayuda ciudadana y otro que es de escándalo, 45 mil 786 pesos más por ¡asistencia legislativa!

Es decir, otro sueldo por asiduidad, lo que es su obligación y por lo que ya cobran la dieta.

Reciben gratis, claro, un seguro de gastos médicos mayores para ellos, sus padres, su cónyuge y sus hijos y el pago de gastos médicos que abarcan dentista, optometrista y lentes gratis. Además, gastos funerarios para la misma parentela, que representa un mes de dieta.

Cupones de avión con la tarifa más alta para cambiar por cuatro boletos mensuales, tres si están en receso. Ayuda terrestre de hasta diez mil pesos mensuales a los que viven en un radio menor a 300 kilómetros, ¡los del Distrito Federal incluidos!, y una tarjeta IAVE para cada uno de los 500
legisladores.

A esto hay que añadir aguinaldo, vacaciones, ayuda para gasolina, pago de celular y asistentes.
En algunos casos coche y chofer. Y TODAVÍA FALTA EL BONO DE RETIRO POR $1.6 MILLONES QUE YA SE AUTORIZARON LOS SENADORES.

Esta relación de privilegios es un insulto para los mexicanos una ofensa imperdonable, máxime en los tiempos de crisis que estamos viviendo.
Lo novedoso es el adjetivo de "parásitos", que muchos acreditan a diputados federales.
Fuerte, sobre todo si se recurre a la Real Academia : "Parásito. Que vive a costa de otro de distinta especie, alimentándose de él y depauperándolo sin llegar a matarlo".

Sin duda enojará a muchos de los nuevos diputados federales a la 61 Legislatura -de todos los partidos-, pero lo cierto es que tienen bien ganado el adjetivo. Díganlo si no las siguientes perlas.

El semanario Emeequis documentó que la saliente 60 Legislatura gastó -de 2006 a 2009:
-12.72 millones de pesos en galletitas, café y leche
- 6.8 millones en botellas de agua
- 126 millones en comidas en eventos y vales de alimentos
- 613 millones en boletos de avión
- 670 millones de seguros médicos
- 190 millones en teléfonos fijos
- 32 millones en celulares
Además, cada diputado recibe vales para gasolina, tarjeta IAVE para pasar gratis las carreteras, 45 mil pesos mensuales por asistir a su trabajo, 28 mil mensuales para ayuda ciudadana.

No es todo. Excélsior documentó opacidad en 12% del presupuesto. Es decir, de los 5 mil millones que cuesta la Cámara de Diputados, los coordinadores apartan 600 millones, cuyo gasto no revelan a nadie, conocido como "asignación a grupos parlamentarios". Y como son ciudadanos "de otra especie", los diputados no sólo tienen fuero, sino que no pagan impuestos. Reciben ingresos limpios.

¿Son o no parásitos?

Milenio calculó las horas trabajadas por sesión, de martes y jueves. Concluyó que ganan mil 869 pesos por hora laborada. Es decir, 160 veces el salario mínimo.
¿Son o no parásitos?
Los diputados de la 60 y ahora la 61 Legislatura son -igual que senadores, jueces, gobernadores, alcaldes y funcionarios federales-,la casta divina del Estado. Parásitos azules, amarillos y tricolores.
¡Basta!
NOS VAN A SUBIR EL GAS, LA LUZ, LA GASOLINA, .....ETC. Y ELLOS VAN A SEGUIR VIVIENDO EN LA GLORIA GRACIAS AL PUEBLO QUE SIGUE MANTENIENDO A ESOS PARÁSITOS.

¡NECESITAMOS UNIRNOS PARA QUE ESTO SE REDUZCA!

Friday, October 02, 2009

2 de Octubre 1968


Luis Martín Sahagún, Pintor Navojoense.
2 de Octubre

Elia Casillas







Cierra la noche con voz arponeada /y la sangre se detiene en el pie de los amantes /que nunca volverán enganchados /al camino azul del árbol /Sus gritos rígidos ya son fin /historia desconocida colgando de los dedos apagados /entre rumores (primero) /al fin libres /al fin suyos /sin voz /sin nombre (después) /La plaza se abre /y la Parca afila la mirada /al costillar izquierdo de México /y deja un soplo verde en el asfalto /y corazones en silencio /No hay son /la hoja del diario no tiene palabras /ni esperanza /para un abecedario reprimido /en el rojo más traidor /de los sacramentos /Limpiaron la piedra del dolor con agua sucia /y la marcha fue ensayo de Quijotes /clausura en medio de crucificados por un zarpazo tricolor /No hay loas /sólo espanto /el final es un telón que nunca termina de caer en la ruleta /¡Bang! 1 2 3 4 5 6 7 8 /¡Bang! /La carreta de cadáveres regresa /bajo la siniestra mirada del otoño /que graba una fecha en sus cuerpos 2 de Octubre 2 de Octubre 2 de Octubre 1968 1968 1968 1968 1968 1968 1968 Tlatelolco Tlatelolco Tlatelolco Tlatelolco











Navojoa Sonora, Octubre 2 del 2005

Thursday, October 01, 2009

Octavio Paz: Chingar


Luis Martín Sahagún Pintor Navojoense


Chingar



Octavio Paz
De El laberinto de la soledad





¿Quién es la Chingada? Ante todo, es la madre. No una madre de carne y hueso, sino una figura mítica. La Chingada es una de las representaciones mexicanas de la Maternidad, como la Llorona o la "sufrida madre mexicana" que festejamos el diez de mayo. La Chingada es la madre que ha sufrido, metafórica o realmente, la acción corrosiva e infamante implícita en el verbo que le da nombre. Vale la pena detenerse en el significado de esta voz.
En la Anarquía del lenguaje en la América española, Darío Rubio examina el origen de esta palabra y enumera las significaciones que le prestan casi todos los pueblos hispanoamericanos. Es probable su procedencia azteca: chingaste es xinachtli (semilla de hortaliza) o xinaxtli (aguamiel fermentado). La voz y sus derivados se usan, en casi toda América y en algunas regiones de España, asociados a las bebidas alcohólicas o no: chingaste son los residuos o heces que quedan en el vaso, en Guatemala y El Salvador; en Oaxaca llaman chingaditos a los restos del café; en todo México se llama chínguere o, significativamente, piquete al alcohol; en Chile, Perú y Ecuador la chingana es la taberna; en España chingar equivale a beber mucho, a embriagarse; y en Cuba, un chinguirito es un trago de alcohol.

Chingar también implica la idea de fracaso. En Chile y Argentina se chinga un petardo, "cuando no revienta, se frustra o sale fallido". Y las empresas que fracasan, las fiestas que se aguan, las acciones que no llegan a su término, se chingan. En Colombia, chingarse es llevarse un chasco. En el Plata un vestido desgarrado es un vestido chingado. En casi todas partes chingarse es salir burlado, fracasar. Chingar, asimismo, se emplea en algunas partes de Sudamérica como sinónimo de molestar, zaherir, burlar. Es un verbo agresivo, como puede verse por todas esas significaciones: descolar a los animales, incitar o hurgar a los gallos, chunguear, chasquear, perjudicar, echar a perder, frustrar.

En México los significados de la palabra son innumerables. Es una voz mágica. Basta un cambio de tono, una inflexión apenas, para que el sentido varíe. Hay tantos matices como entonaciones: tantos significados como sentimientos. Se puede ser un chingón, un Gran Chingón (en los negocios, en la política, en el crimen, con las mujeres), un chingaquedito (silencioso, disimulado, urdiendo tramas en la sombra, avanzando cauto para dar el mazazo), un chingoncito. Pero la pluralidad de significaciones no impide que la idea de agresión en todos sus grados, desde el simple de incomodar, picar, zaherir, hasta el de violar, desgarrar y matar se presente siempre como significado último. El verbo denota violencia, salir de sí mismo y penetrar por la fuerza en otro. Y también, herir, rasgar, violar cuerpos, almas, objetos, destruir. Cuando algo se rompe, decimos: "se chingó". Cuando alguien ejecuta un acto desmesurado y contra las reglas, comentamos: "hizo una chingadera".

La idea de romper y de abrir reaparece en casi todas las expresiones. La voz está teñida de sexualidad, pero no es sinónima del acto sexual; se puede chingar a una mujer sin poseerla. Y cuando se alude al acto sexual, la violación o el engaño le prestan un matiz particular. El que chinga jamás lo hace con el consentimiento de la chingada. En suma, chingar es hacer violencia sobre otro. Es un verbo masculino, activo, cruel: pica, hiere, desgarra, mancha. Y provoca una amarga, resentida satisfacción en el que lo ejecuta.

Lo chingado es lo pasivo, lo inerte y abierto, por oposición a lo que chinga, que es activo, agresivo y cerrado. El chingón es el macho, el que abre. La chingada, la hembra, la pasividad pura, inerme ante el exterior. La relación entre ambos es violenta, determinada por el poder cínico del primero y la impotencia de la otra. La idea de violación rige oscuramente todos los significados. La dialéctica de "lo cerrado" y "lo abierto" se cumple así con precisión casi feroz.

El poder mágico de la palabra se intensifica por su carácter prohibido. Nadie la dice en público. Solamente un exceso de cólera, una emoción o el entusiasmo delirante, justifican su expresión franca. Es una voz que sólo se oye entre hombres, o en las grandes fiestas. Al gritarla, rompemos un velo de pudor, de silencio o de hipocresía. Nos manifestamos tales como somos de verdad. Las malas palabras hierven en nuestro interior, como hierven nuestros sentimientos. Cuando salen, lo hacen brusca, brutalmente, en forma de alarido, de reto, de ofensa. Son proyectiles o cuchillos. Desgarran. Los españoles también abusan de las expresiones fuertes. Frente a ellos el mexicano es singularmente pulcro. Pero mientras los españoles se complacen en la blasfemia y la escatología, nosotros nos especializamos en la crueldad y el sadismo. El español es simple: insulta a Dios porque cree en él. La blasfemia, dice Machado, es una oración al revés. El placer que experimentan muchos españoles, incluso algunos de sus más altos poetas, al aludir a los detritus y mezclar la mierda con lo sagrado se parece un poco al de los niños que juegan con lodo.

Hay, además del resentimiento, el gusto por los contrastes, que ha engendrado el estilo barroco y el dramatismo de la gran pintura española. Sólo un español puede hablar con autoridad de Onán y Don Juan. En las expresiones mexicanas, por el contrario, no se advierte la dualidad española simbolizada por la oposición de lo real y lo ideal, los místicos y los pícaros, el Quevedo fúnebre y el escatológico, sino la dicotomía entre lo cerrado y lo abierto. El verbo chingar indica el triunfo de lo cerrado, del macho, del fuerte, sobre lo abierto.

La palabra chingar, con todas estas múltiples significaciones, define gran parte de nuestra vida y califica nuestras relaciones con el resto de nuestros amigos y compatriotas. Para el mexicano la vida es una posibilidad de chingar o de ser chingado. Es decir, de humillar, castigar y ofender. O a la inversa. Esta concepción de la vida social como combate engendra fatalmente la división de la sociedad en fuertes y débiles. Los fuertes los chingones sin escrúpulos, duros e inexorables se rodean de fidelidades ardientes e interesadas. El servilismo ante los poderosos especialmente entre la casta de los "políticos", esto es, de los profesionales de los negocios públicos es una de las deplorables consecuencias de esta situación. Otra, no menos degradante, es la adhesión a las personas y no a los principios. Con frecuencia nuestros políticos confunden los negocios públicos con los privados. No importa. Su riqueza o su influencia en la administración les permite sostener una mesnada que el pueblo llama, muy atinadamente, de "lambiscones" (de lamer).

El verbo chingar maligno, ágil y juguetón como un animal de presa engendra muchas expresiones que hacen de nuestro mundo una selva: hay tigres en los negocios, águilas en las escuelas o en los presidios, leones con los amigos. El soborno se llama "morder". Los burócratas roen sus huesos (los empleos públicos). Y en un mundo de chingones, de relaciones duras, presididas por la violencia y el recelo, en el que nadie se abre ni se raja y todos quieren chingar, las ideas y el trabajo cuentan poco. Lo único que vale es la hombría, el valor personal, capaz de imponerse.

La voz tiene además otro significado, más restringido. Cuando decimos "vete a la Chingada", enviamos a nuestro interlocutor a un espacio lejano, vago e indeterminado. Al país de las cosas rotas, gastadas. País gris, que no está en ninguna parte, inmenso y vacío. Y no sólo por simple asociación fonética lo comparamos a la China, que es también inmensa y remota. La Chingada, a fuerza de uso, de significaciones contrarias y del roce de labios coléricos o entusiasmados, acaba por gastarse, agotar sus contenidos y desaparecer. Es una palabra hueca. No quiere decir nada. Es la nada.