Translate

Wednesday, January 07, 2009

Sola, sin tu sombra Elia Casillas


Sola,
sin tu sombra


Elia Casillas


Y la torre azul crece
Frida  mira el dolor que se doblegó primero
sin ella
Con acuarela en el cabello
pinta un cielo lóbrego en cada herida
amarrada al caballete de su maldición
cultiva un centenario triste en los ojos
Diego
y flechas
repartidos en el lecho
atizan el calvario.
 
Frida
más viva que nunca
En armazón de muerte
amamos tus costillas
porque somos barro encendido que vuela
vuela y
Vuela mal querido
como tú
para no perderse en turbina cotidiana
para curar la fe que amenizan tus manos
quedas en retina del tiempo
buscándote tu misma.
Guardas males en la botella
amores en lienzo de piedra
enardecen tus deseos
pariendo Fridos al tiempo.
         
Huella que se adelanta
desde la sangre que pusiste en bocetos
suscritos en entrañas del desconsuelo
que ya te cargaba entre ojos
o entre varillas.
Vulnerable sombra retinta
predice tu naufragio
en la falda
y pisa desde otro extremo
alegría de los tobillos.
        
Prófuga en jardín de espinas
amarras alfileres en la piel craquelada
y descubres el arco iris de metal
que te acosa.

Esternón de plástico
y boceto lastimado
donde patinas cementerios
el perdón de la matriz vacía
tu otra parca
frío que llegó con iceberg hosco
y sin mentira
desgasta los talones
poco

a

p

o

c

o

atropellando a la madre
que zarpó sin hijos
El universo te multiplica
venado escrito con magia de los bosques
etérea
para no asustar lilas de la úlcera
peregrinas con tu niña azul
con tu niña de latón
capturada en sábanas tristes.

Frida
corazón de cabuya
y caña
olla
donde hierves genios
el arca de tu guión sepia
y el dedo que abre el rebozo
de tu historia roja.
Ciudad del siglo
el tiempo no desentierra perfume de la osamenta
que abandona astillas en el patio huérfano
con los pies a medias
para circular la gloria que dejaste con tu fuga
tres pulmones al viento
y tonada de cantina.
        
Tus hilos cumplen en hiel del espiral
donde respuestas nunca revelaron preguntas
tus palabras
un chorro de piedras añiles
cantan en la cuerda inerte
donde columpias tu hechura ebria
muñeca rota.


2 comments:

Elia Casillas said...

Fragmento del poemario: Sola, sin tu sombra.
Elia Casillas

Elia Casillas said...

Fragmento del poemario: Sola, sin tu sombra.
Elia Casillas