Translate

Friday, October 31, 2008


Cuando empecé a escribir este poema, jamás imaginé todos los acontecimientos tristes que le acompañarían. Estaba a punto de entregarle los pesos a Maria Merced para que hiciera el libro, y mi querida Valentina enfermó de leucemia mieloblástica, un tipo de cáncer que sólo le da a gente mayor de quince años. Volé a Mérida Yucatán, ya que me encontraba en Chihuahua. A mi regreso, intentando que las cosas tomaran su curso, quise volver a mi rutina literaria, y fue imposible. Tuve otra cita con Maria Merced y fue cancelada porque mi bebé falleció, entonces, nos fuimos a Hermosillo, ahí fue cremada. Como animal herido, muchas veces quise ponerme de pie sólo para darme cuenta que hay golpes de los que nunca te levantas completamente. Bueno, al fin logré darle un adelanto a Maria para la publicación. Ella es una mujer muy capaz, también haría mi libro de béisbol "Sube el piano, baja el piano". Problemas personales de ella se agregaron a las desgracias que ya acarreaba esta publicación y de la noche a la mañana me vi sola con mi Frida. Este poemario está dedicado a mi Valentina, ya que ella fue una niña que en medio de tantísimas quimioterapias jamás la vi triste. Valentina siempre tuvo una sonrisa especial para mí y para cada una de las personas que un día la cuidamos. Un domingo me quedé con ella en el hospital Juárez de Hermosillo Sonora, la enfermera en turno entró a la sala de los enfermos de cáncer y traía música de Juanes, Valentina empezó a bailar, bailaba sentada, sus piernitas no le daban para ponerse de pie. Cuando al fin llegó la mujer a nuestro separado, alcanzó a verla bailando, pero la canción terminó. La siguiente melodía era una de Vicente Fernández (Estos celos), pero a Valentina no le gustó y se puso muy seria, la enfermera empezó a reír y de nuevo sintonizó "Me enamora", y mi niña continuó su baile. Más tarde, mientras jugábamos me daba a entender que quería ponerse de pie y yo la ayudé para que se mantuviera agarrada de su cuna. Ese instante se me ha quedado tan gravado y fue el que me dio ánimos para hacer mi libro realidad. Ese instante, donde Valentina sólo quería ponerse de pie un momento, cuando para nosotros levantarnos es un acto de rutina, para ella era un gran logro. Valentina no sufrió, la madrugada del 30 de junio le vino un derrame cerebral y horas después falleció. Tenía sólo un año de vida mi tesoro. Gabriela mi hija, lo ditó en la computadora a como Dios le dio a entender, ella también hizo la portada. Estoy orgullosa de su capacidad, este libro es un gran acontecimiento para ella y para todas las féminas que nos vimos envueltas en el. En este poemario se han visto involucradas puras mujeres: Maria Merced Nájera Migoni, Valentina Esquer, Gabriela Esquer y esta servidora. Por supuesto, la protagonista Frida Kahlo. Ojalá cuando ustedes lo lean, les guste.
Oh, por Dios! Me van a perdonar, cuando escribo sobre Valentina, se nubla todo y hay otro hecho que omití: la muerte de mi madre.Gaby terminó de editar el libro el lunes 20 de octubre, y quedamos de ir a Ciudad Obregón por el material para imprimirlo, el jueves 23. Entonces, me fui al gymn como siempre, pero le dije a Gaby -Hoy haré dos horas en el gimnasio-Había pasado media hora y me sentí inquieta y sin deseos de seguir, vine a casa y al entrar había un mensaje en la contestadora del teléfono, nadie me dijo, pero imaginé que era urgente y entré a escucharlo. Desde Puerto Vallarta, Jalisc o, llamó mi hermana para decir que esa mañana mi madre cayó golpeándose la cabeza y estaba hospitalizada. Al día siguiente avisaron que había fallecido, justo el día que íbamos a ir a comprar el papel para el libro. El jueves 23 de Octubre, falleció mi madre. Es por eso que, el recuerdo de Valentina intentando levantarse, aún cuando las piernas no le daban para pararse, lo hacía... 

Sunday, October 26, 2008

Frida Kahlo. Sola, sin tu sombra: Elia Casillas


Frida Kahlo. Sola, sin tu sombra: Elia Casillas


Frida Kahlo. Sola, sin tu sombra: Elia Casillas


Sola sin tu sombra, Elia Casillas


Frida Kahlo, Sola, sin tu sombra: Elia Casillas


PRÓLOGO



Sola sin tu sombra es un poemario que nos permite disfrutar de un acercamiento, lírico, íntimo, visual y calamburesco que gira en torno a la imagen de Frida Kahlo: En el, la autora nos lleva a un universo de papel y tinta, donde los colores primarios, son el eco del quehacer; ya poético, ya literario, donde Elia Casillas se permite experimentar dándole rienda suelta a su imaginación, con la que hermana a la literatura con la pintura, dos artes que hacen simbiosis de acuerdo a la metaforización, recordemos que según Horacio: “una pintura es un poema sin palabras”. En este periplo es que verso a verso y poema a poema se van engarzando para cobrar vida en el resplandor de la imagen y en la magia de la metáfora... Al internarme en la lectura de Sola sin tu sombra me parece escuchar en soliloquio a la voz de Frida: “Pies para que los quiero si tengo alas para volar”. Si bien Frida es una artista del pincel, también lo es de la poética y sobre todo de la metáfora, elemento literario donde Elia Casillas construye su nido y alza el vuelo, sin más herramientas que la palabra misma. Aviones y barcos de papel, al ritmo del aire, origamis poéticos que muestran su infinidad de rostros por donde .

“La torre azul crece…
…y
…mira el dolor que se doblegó
…sin ella
…con acuarela en el cabello.”

La figura de Frida es aún en contra de sí misma, un reflejo complemetario del rostro y del lienzo de Diego Rivera, tal como Elia Casillas lo acota en el génesis de su libro:

“Diego
y flechas
repartidos en el lecho
atizan el calvario”

Por tal motivo es que no se puede hablar de Frida, sin Diego y viceversa. Sin embargo, el tiempo no ha sido impedimento para que el nombre de la artista, así como la obra plástica de Frida sigan siendo motivo de creación artística en todos los ramos; por un lado se ha escrito tesis, novelas, poemas y ensayos, por otro se han elaborado ejercicios plásticos: ya escultoricos, ya pictóricos, en torno a su figura, obras como Sola con tu sombra de Elia Casillas, es una de las tantas piezas que forman el rompecabezas de esta centenaria mujer (1907-2007) musa de un sin fin de obras de arte, pues como escribe la autora de este poemario:

“Frida
más viva que nunca
En armazón de muerte
amamos tus costillas
porque somos barro encendido
que vuela..”





Federico Corral Vallejo
29 de Abril de 2008
México, D. F.

Thursday, October 23, 2008

Muere Santos García Wíkit


Estimada Elia: Un saludo cordial. Te re envio el presente artículo ya corregido como resultado de la llamada de antencion de mi maestra Perla en su mensaje a tu blog que hoy abrí por andar buscando una otra información. Disculpa las faltas de ortografías del anterior. Borralo de tu blog y agrega este nuevo. Pero conserva la foto del mural de Arteche.

Atentamente: ArMuereq. Francisco Sánchez
Homenaje póstumo a un gran escritor yaqui, amigo mió, de quien he leído mucho de su narrativa y poesía, fuimos amigos por varias décadas nos encontramos en Cajeme, luego en Vícam Estación, Sonora, su obra la expuse en la Universidad de Guadalajara, lo saludé en el festival de danza indígena de Etchojoa, lo entrevisté varias veces en el Asilo de Ancianos San Vicente y en su paupérrimo cuarto de la calle Colima, en Ciudad Obregón, Sonora. Descanse en Paz.

¡Ni modo que le diga que No!

Hoy el día del descubrimiento de América por Cristóbal Colón venido en La Niña, La Pinta y La Santa María. Pasado evento anterior a la conquista de Tenochtitlán por Hernán Cortés –Quetzalcoatl regresando al valle de Anahuac. En Sonora, la conquista la detuvo la indómita tribu yaqui con –La línea recta de Hornos--. Iniciando así una de las epopeyas más trágicas del mundo por la ocupación blanca de su territorio ancestral, donde, el 1 de enero de 1910, (o 1916, o 1920), nació en el pueblo tradicional de Belem, el mejor escritor costumbrista de Sonora: profesor Santos García Wíkit, hijo de Ramón García Flores y Andrea Wíkit Buitimea. Pueblo descrito en su poema “Béene”: --Beene, lugar de poesía y de silencio,/ donde ha pasado la vida yaqui de viejas costumbres,/ como órbitas de calaveras,/ hablándonos de la vida y la muerte,/ de la leyenda, de la belleza y de la verdad…/ Pocos lugares de meditación y ensueño,/ la vieja casona, mi casa Béene--.
Estudió la escuela primaria y secundaria en Guaymas y Hermosillo, fue cadete del Colegio Militar en la Ciudad de México, profesor graduado en la Escuela Nacional de Maestros en 1948 y precursor de la escuela rural. A los 28 años fue consejero de los ancianos de su pueblo; en 1950, autoridad tradicional del pueblo de Belem y jefe mayor de los fiesteros pajkolas. En uno de sus viajes al sur: --Traje la imagen de la Virgen de Guadalupe a la Loma de Bácum, por ahí, de las fiestas--, me indicó en una entrevista en el asilo San Vicente. Agregando: --En un viejo vagón del tren regresé a Bájtabwekáapo (Cajeme) y a Kóokoim (Cócorit).
En 1975, lo conocí en el antiguo mercado municipal de Cajeme, me lo presentó mi apá, Don Cheto Sánchez, y lo visité por varios años en su chiname de un callejón pobre de Vícam Estación, mientras realizaba mi servicio social y tesis profesional como estudiante de arquitecto de la Universidad de Guadalajara. Me regaló el magnifico libro “Tribu Yaqui”, editado para la 2da. Feria Regional Agrícola, Ganadera e Industrial del Noroeste, en Ciudad Obregón y le compré varios de sus escritos en hojas tamaño carta que vendía para sostenerse económicamente.
En 1977, el Día de Muertos, expuse sus leyendas y cuentos y magníficos dibujos de la Danza del Venado, de la Pajkola, de Los Matachines a colores y algunos de las escenas de sus relatos que causaron sensación y un choque cultural entre la intelectualidad y lo artístico del alumnado y profesores de tesis por ser la primera vez, que se exponía arte vernáculo mexicano en las aulas de la Facultad de Arquitectura.
Le gustaba andar en libertad por las calles de nuestra ciudad y --no estar amarrado como un perro--, como se refería a su estancia en el asilo debido a la enfermedad; fue Gran Maestre de la asociación MAIS-Toltekahiotl, promotora de las culturas indígenas de América y colaborador en la revista Juku Jeeka de APALBA, para morir el 3 de octubre del presente año en una cama del Hospital General en medio de una ignominiosa pobreza extrema que --lacera el espíritu—, al no superar el cáncer que lo llevó a su tumba en el cementerio de la Loma de Bácum y así, nacer la leyenda de Wíkit para la posteridad.
Controversial, polémico y fantástico narrador de leyendas y cuentos vivió la dualidad expresada en las mascaras chivatos de los pajkolas: La del yoreme no bien visto por la tribu por abrir su cultura al conocimiento sonorense. La otra: la del yori, menospreciado por grupos de literatos tachándolo de mentiroso y falto de estilo en las letras. Ante esta situación, le pregunté su opinión: --Me critican por envidia, ellos dicen que lo mió no es cierto…Pues, lo de ellos tampoco--. Afirmando con certeza: --La poesía de los yoris (mexicanos y extranjeros) es muy pornográfica; la yaqui es más limpia, le canta a las flores, al amor, a la mujer, a las aves, mariposas y venados--.
Admirado por mucho de nosotros por su gran obra literaria, marcando un parte aguas en la literatura sonorense por su costumbrismo vernáculo, fue visitado por diferentes personalidades de la antropología internacional, esnobistas y turistas para su asesoráis de estudios sobre la cultura yaqui, debido a la popularidad de los libros de Carlos Castaneda en el mundo. ("El Camino Yaqui del Conocimiento", "La Realidad Separada", "Viaje a Ixtlan" y demás 6 libros de este antropólogo de la Universidad de California.
Para que usted amable lector, conozca su legado, incluyo, lo mejor de él según mi punto de vista: --Profesor, declámame el poema “Henchí née huata” (Te quiero). Le solicitaba cada vez que lo veía. Él se acomodaba su sombrero al lado izquierdo de su rostro y dejaba fluir las rítmicas palabras en su idioma yuto azteca: --Túisi obiachic henchí wáata betichivo,/ ii júnen taka juni née henchi wáata,/ henchi née huata káa nokimmea,/ káa henchi ten liutáka,/ káa ét mammakái, / kía née henchi huata--: “Es tan difícil quererte y sin embargo te quiero,/ te quiero sin palabras,/ sin besos ni caricias,/ te quiero solamente,/ eres el viento, la lluvia,/ y hasta el agua que bebo”.
Aprecio mucho el poema “Amabutti in henchí huata”. (De tanto que te quiero): --Mi corazón es Astro,/ llevo un caudal de estrellas en la mano,/ y un fardo de sueños en el alma,/ parece que navego por mares de corales-.
Enamorado como pocos, inspiró el poema “Mujer Yaki”: --Esa mujer es india yaki,/ y por lo tanto tres veces hermosa,/: Por Yaki, por india y por mujer,/ lleva en sí, el profundo misterio de su raza--. Y la “Carta a mi hijo” (Nicolás García): --Si el mundo no quiere comprenderte,/ comprendido serás cuando tu muerte--.
De sus prolíferos fantásticos cuentos tenemos, El Pajkoola Yécaalá, donde relata la belleza de la danza por joven danzante enamorado de la bella doncella Lucia; por amor, es señalado como torocoyori (traidor a las costumbres) por un anciano tradicionalista que asesina, aplicándole la autoridad la estricta ancestral la Ley Yaqui que lo lleva al paredón. La viuda, vieja, fea y robusta, clama piedad: ¡No, máusser, no!: Que se case conmigo el buen mozo para que duerma en mi petate y mantenga a mis nueve hijos que dejó en orfandad.
En el de “Báa youi” nos relata a un cazador engañado por un brujo que le hizo ver: --Un lago de plata nimbada, extraños colores de encantamiento, la aparición de una bella mujer con altivos ojos carbuncios--.
De sus leyendas, disfruto: la de “Sibalaúme”, la del “Chapulín Brujo”, la del “Yoo mogoi”, “La Chíriki” el “Gran Nicolás”, el “Yoo bwaa” y “El Chictura”.
Tiene ya un honroso lugar en la plástica de Cajeme como icono en la obra de la pintora Georgina de Icedo: “Retrato de Wikit”, “Santos García”, “A un poeta” y la leyenda del Chapulín Brujo. Misma que inspiró al maestro Arteche junto a la de “Yoo momoli” (Mujer Venado) para su imaginaria figurativa abstracta en los murales de la Biblioteca Pública de Cajeme.
Sus fantásticos relatos de encantamientos y apariciones de bellas mujeres la yuxtapuse con el manifiesto surrealista de André Bretón, para crear mi arte del realismo mágico de los yaquis en 1978. De los antropólogos que lo visitaron en su casa en Vícam Estación, me contó lo siguiente: --A Carlos Castañeda le pregunté: ¡Donde agarraste a tu Juan Matus, el yaqui brujo de tus libros? Él me contestó, sonriendo: --¡Tú eres Juan Matus!--. Ja, Ja, Ja, se rió para exclamar: ¡Fantasía pura!
Incluyó que un fotógrafo de un periódico Nueva York publicó: --Santos, "el Buda de los Yaquis”. Es muy largo su anecdotario.
No creía en el cristianismo yori como cualquier otro intelectual, su filosofía era naturalista: --La que brota del Alma--. Mencionó en la entrevista, donde, al final de ella, abordamos el tema de la muerte: “Todos vamos a morir algún día”, mencioné, ¿Qué opina usted de ella?, le pregunté, para luego, él contestar: --Ni bien ni mal, es natural, tiene que llegar y ¡Ni modo que le diga que no!; Ella dirá: ¡Ya vengo por ti, Wíkit! Y le contestaré: ¡Vámonos, pues!
Me despido de él con tres poemas: “In jíawi” (Mi Invocación): --Padre sol, lleva con tu luz mi palabra,/ haz que mi voz llegue a todos los rincones de América,/ que los guerreros de la tierra, de agua, de viento, de fuego,/ escuchen mi invocación nacida en el Cerro Samawaka de la Nación Yaki--.
Por su belleza, el dedicado al estado; “Sonora”: --¡OH, tierra mía! Grandiosa en la esperanza,/ oye mi oscura voz que te reclama,/ mi pragmático acento que canta--. Y el “Júu kókowamé”: --¿Existe la muerte? ¡Claro que existe!/ lo que se nos escapa es su significado,/ sin ella, la vida no tendría sentido,/ nada podrá evolucionar dentro del plano cósmico,/ en que se sustenta la vida.
¡Descanse en paz! Don Santos, mi buen amigo por varias décadas, gran narrador, cuentista y poeta yaqui quien se ganó su sitio preponderante en la literatura de Sonora, México y en un futuro no muy lejano, en la literatura universal porque su prosa es la heredera del conocimiento antiguo, precolombino, el de las y los “Sawuaris” (sabios) yaquis.
Lamentablemente entre los círculos literarios y la sociedad yori de Sonora, se le vio más como “un rezago histórico” que escritor, por la infame discriminación social del sonorense.

Francisco Sánchez López
Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, colaborador cultural en crónica y crítica de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui, de Ciudad Obregón, Sonora. Mx. Y para la revista Juku Jeeka de APALBA.
Arq. Francisco Sánchez López Arquitecto,Fotògrafo.
Artista del arte del realismo mágico.
Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés. Periodista cultural en crónica y crítica de arte. Diario del Yaqui.
www.arqsanchez.8m.com

Wednesday, October 15, 2008

Oscar Portela ante su público y crítica por Mario Feu


Oscar Portela ante su público y crítica por Mario Feu
Se presentó “Claroscuro”una obra de Oscar Portela
Ante una calificada concurrencia, anteayer por la noche se presentó en esta ciudad el decimoquinto libro publicado por el renombrado filósofo y escritor correntino, Oscar Portela, en el salón de actos del Palacio Municipal.El día anterior se hizo lo propio en la ciudad de Uruguaiana (RS-Brasil), amén de que Portela y el escritor y periodista Ángel Mántaras Márques brindaron una conferencia sobre “Políticas Culturales” el mismo miércoles en horas de la mañana, despertando el interés de los presentes, quienes a la postre formularon diversas preguntas e interactuaron con los expositores.La presentación de la obra estuvo a cargo de la profesora y escritora Marina Pannunzio, quien, sentada a la diestra del literato nacido en Loreto, compartió la mesa con la directora de Cultura de la Municipalidad, Mirta Bertone; el coordinador del Ciclo “Encuentro con la Palabra”, Ramón Blanco; y Mántaras Márques.
En la oportunidad se leyeron varios poemas de Portela, quien compartió interesantes anécdotas con el público y en el epílogo autografió varios ejemplares de “Claroscuro”.
Antes de que el evento concluya, Bertone dirigió palabras elogiosas al escritor, destacando “el orgullo que siento al estar compartiendo este momento con uno de los personajes más importantes de la literatura contemporánea. Y espero que pronto vuelva a Paso de los Libres para encantarnos con su trabajo”, dijo.“Es una gran satisfacción para nosotros contar con tan importante escritor y ver el interés que despierta su obra”, señaló la funcionaria.LOS CLAROSCUROS DE PORTELA DESDE RIO GRANDE, BRASIL
Oscar Portela – En Claroscuro
Por Ricardo Peró Job (*)A poesia de Oscar Portela traz o eterno questionamento dos pensadores sobre a razão de ser de nossas vidas e nossas dúvidas sobre o que ocorre após a nosso desaparecimiento. A través de metáforas e em estilo elegante, faz poesia com conteúdo incisivo, indo ao fundo de nossas almas, trazendo á tona nossos sentimentos mais secretos, medos, dores e paixões. Alucidez e a paixão se mezclam em seus poemas, numa harmonia quase inimaginável, deixando marcas profundas em seus leitores.
Com talento e criatividade, Oscar Portela vai da luz ás trevas, do brilho da paixão à escuridãom da morte e, de forma poético-filosófica, questiona aos deuses e a própria razão de nossas existência. Sua obra traz o eterno duelo entre o viver e o morrer, criando um verdadeiro torvelinho de emoções em seus leitores. Claroescuro situa o autor entre os poucos privilegiados com o dom da verdadeira poesia.(*) : Jornalista e escritorCatedrático de Literatura de la Universidad Riograndense, BrasilFuente: http://www.pasodeloslibres.gov.ar

Sunday, October 12, 2008

Roberto Aguirre Molina


De su Libro "Ojo Conmigo"Ediciones delanada, 2000.

I
.El cuerpo para dormir ilumina
las esferas, la boca toma el incendio
del color, la palabra se endurece
de luz, el ojo recorre
la penumbra, ama sin detalles.



II
. El acto
es informativo
del lamento.
Hecho el grito
según el pacto.
Echo el ojo
que habla
se calla.



III
.por temor
odiamos amar por temor,
por temor
cual tinta sobre papel mojado de blanco
arrojo despojos
en la quietud del silencio
habito mi desconocido soy
extranjero emocionado,
el ojo ve comida
en las sobras abandonadas:
un solo ser es la piel de la oscuridad
cuando llega o se va
el ojo
ante otra boca
muerde
mi cuerpo sin sueños.



IV
.rescatar sus restos y presentarlos
en una mesa decorada:
escoger la máscara de lo Sagrado.
Ofrenda
Todos mueren cuando nazco
a la hora de elegir
números olvidados del azar
dan otra
combinación verdadera:
son tan reales
que hasta miedo dan.
Ojo en la luz, continúo leyendo.



V
.Oigo pasos y no puedo distinguir
si son de afuera o de adentro.
Paralizado de movimientos
toca el aire con sus manos
escribe palabras o mensajes
o caricias
como si fuera él
el dueño de las palabras
el pulso del condenado
que ha encontrado el sitio junto
a su padre
marca cerola boca muda
empeña las señas
el ojo, una oreja con sed.



VI
.boca: hedor del silencio
En un sueño desaparece
mi carne. Error.
Su carne se va.
Socorro mi cuerpo
dormido
el ojo
acuna detenida vida
duerme mi padre
sueña sin sueños.


VII
.lejana playa de arena.
En el agua un color de otras
voces
se acumulan en mí.



VIII
.amada llamada
que hayas llorado hoy
que tanto huyes de mí
mi cuerpo es un damero
para ceder al óleo sagrado
ojo que nada
en los dones del sacrificio.


IX
.Soy uno de ellos
dos de sus caras se han borrado
carcome la salme baño
la herida
por más luz
espejo mis ojos
dorados
en el sampler;
volante, volumen inerte.



La abríamos; algunos no nos atrevíamos a descorrer la tela;
recuerdo que ponía mi nariz en una esquina de la cajita y cerraba los
ojos:
Encendía mi olfato;
depositaba sus manos en mis hombros y sonreía al escuchar los
ruidos: su voz era el Trueno.







DATOS BIOGRAFICOS

Roberto Aguirre Molina, nacido en San Cristóbal, Santa Fe, el 16/5/53.
Reside en la ciudad de Santa Fe desde el año 1971. E-mail:
robamolina@hotmail.com
Ha publicado: (poesía)*( Introducción al instante, ediciones delanada, Santa Fe,1984.)*( La señora virgen, íd.,1985.)*( 46 Poemas agua de río, íd., 1987.)*( Enero San Cristóbal, íd., 1989 (plaqueta).)*( Diario de la Conquista, íd., 1992.)*( Hadado, íd., 2000.)*( Ojo conmigo, íd. 2000.)*( Siego, Los Lanzallamas, Rosario, 2000. dibujos)*( Sexión de cama (ilustraciones), ediciones Kosmos, Bs As.,1986.Figura en las antologías:- "Encuentro" - ediciones delanada, Santa Fe, 1980.- "Eternidad de cálidas lágrimas" - 10 jóvenes poetas de la ciudad de
Santa Fe, ediciones delanada, 1980.- "PUENTES DE LA POESÍA: BUENOS AIRES-MÉXICO" - Poetas argentinos ymexicanos, Buenos Aires, Kosmos, 1982.- "POESÍA JOVEN SANTAFESINA" - Poetas de la ciudad de Santa Fe, Diario"El Federal", Santa Fe, 1982.- "Los jóvenes", Universidad Nacional del Litoral, Santa Fe, 1988.- "10 poetas argentinos contemporáneos", Correo de Occidente, Colombia,16 al 31/5/1988.- "selección poética de santa fe (antología)", Selección: Fabián M.Pínnola, Ediciones Culturales Santafesinas, Santa Fe, 1994.- "Huellas de la palabras", Fundación BICA, Santo Tomé, Santa Fe, 1998.Ha participado de lecturas, ponencias, Encuentros y Festivales dePoesía y revistas literarias en las ciudades de Rosario (FestivalLatinoamericano 2 veces), Junín (Bs. As.), Córdoba, Pergamino, San Luis,Buenos Aires en el Festival Internacional de Poesía), Santa Rosa (LaPampa) y Montevideo (Uruguay), Internacional de Escritores(Gualeguaychú).. Desde el año 1975 colabora con publicaciones culturales, diarios yrevistas; colaboró en las revistas santafesinas "Mensaje" y "Pleamar"y "Caballo de Lata", Buenos Aires.. Dirigió los once números de la revista cultural "Invisible" entre 1978y 1981.. Fundador de ediciones delanada (Año 1978), y de la Colección de poesía"El Soplo y El Viento" desde su número cero, publicado en enero de 1985.. Expuso Dibujos, Pinturas y Fotografías en Salas y Salones de la ciudadde Santa Fe y la Provincia entre 1978/1981.. De 1988 a 1993 condujo tres programas de radio: El Soplo y El Viento,El Camino de la Noche y Al Borde, en Radio Nacional Santa Fe y VillaMercedes (San Luis), difundiendo poesía y música contemporánea.. 1997 (17 y 18 de Octubre) - La Municipalidad de Santa Fe le harealizado un Homenaje en reconocimiento a su labor como editor y difusorde la poesía.

Tuesday, October 07, 2008

Elia Casillas, UNISON (Universidad de Sonora, unidad Navojoa).


Ambrosetti


Elia Casillas


Estas manos con olor a casa
a lluvia que desata cuerpos
estas manos
se descubren en tus ojos
desde la sirena de un buque
sin cuadrante sin viento y sin estuario
Ves
Dios es redondo como el mar

Más allá
en el tabernáculo de gárgolas
invoco lágrimas para mis verdugos
en una pared sin esquinas
con soldados perdidos en asfalto

Con un poema que sueña
su tinta de sorpresas
abro corazón de luna
mariposas perturban los muslos
donde glorifica el vientre
su antorcha de querencias

La piel adelanta compases
renacen margaritas en mi ombligo
y deshojo un cuervo
con la fe de un emigrante
Se animan mis pechoscuando detallo en la almohadatu imagen lamida



Obsesión que vivifica en cuarzos mágicos
prendidos a la sombra
que vive en mis cabellos
la noche fallece con excesos
y miserias
a contraluz busco una canción
que desamarre las piernas
mis piernas
tus piernas
las piernas

Yo que soy experta en fabricar muertos
hago un escapulario en obsidiana
con tu rostro después
dejo el cuerpo rodando por tu calle
y me conformo contigo
que sólo tienes dedos para verme








Chihuahua, Chihuahua. Junio 7 del 2007

Friday, October 03, 2008

Octavio Paz



Vine aquí
como escribo estas líneas,
sin idea fija:
una mezquita azul y verde,
seis minaretes truncos,
dos o tres tumbas,
memorias de un poeta santo,
los nombres de Timur y su linaje.

Encontré al viento de los cien días.
Todas las noches las cubrió de arena,
acosó mi frente, me quemó los párpados.

La madrugada:
dispersión de pájaros
y ese rumor de agua entre piedras
que son los pasos campesinos.
(Pero el agua sabía a polvo.)
Murmullos en el llano,
apariciones
desapariciones,
ocres torbellinos
insubstanciales como mis pensamientos.

Vueltas y vueltas
en un cuarto de hotel o en las colinas:
la tierra un cementerio de camellos
y en mis cavilaciones siempre
los mismos rostros que se desmoronan.
¿El viento, el señor de las ruinas,
es mi único maestro?
Erosiones:
el menos crece más y más.
En la tumba del santo,
hondo en el árbol seco,
clavé un clavo,
no,
como los otros, contra el mal de ojo:
contra mí mismo.
(Algo dije:
palabras que se lleva el viento.)
Una tarde pactaron las alturas.
Sin cambiar de lugar
caminaron los chopos.
Sol en los azulejos
súbitas primaveras.
En el Jardín de las Señoras
subí a la cúpula turquesa.
Minaretes tatuados de signos:
la escritura cúfica, más allá de la letra,
se volvió transparente.
No tuve la visión sin imágenes,
no vi girar las formas hasta desvanecerse
en claridad inmóvil,
el ser ya sin substancia del sufí.
No bebí plenitud en el vacío
ni vi las treinta y dos señales
del Bodisat
va cuerpo de diamante.
Vi un cielo azul y todos los azules,
del blanco al verde
todo el abanico de los álamos
y sobre el pino, más aire que pájaro,
el mirlo blanquinegro.

Vi al mundo reposar en sí mismo.
Vi las apariencias.
Y llame a esa media hora:
Perfección de lo Finito.