Translate

Friday, February 01, 2008

La cultura clásica del Festival Alfonos Ortiz Tirado de Álamos, Sonora.

La cultura Clásica en el Festival Alfonso Ortiz Tirado de Álamos.


Francisco Sánchez

La mañana fría del pasado sábado fue ideal para cruzar la ruta ecológica cultural de Navojoa a la bella Ciudad de los Portales y gozar desde la ventana de un camión, las majestuosas vistas de la sierra cercana a Compostela de las Ámapas de flores blancas y rosas entre el verdor de la selva baja de la Sierra de Álamos y Río Cuchujaqui de impresionante belleza natural y área natural protegida del sur de Sonora que debemos de conservar. Algún día escalaré la sierra para bocetear acuarelas y tomar fotografías de sus hermosos parajes, la flora y fauna del lugar en camino a Baboyahui, el Sabinito Sur y hasta la misión de Chinipas.
El motivo del viaje fue para gozar de un fin de semana en la Plaza de Armas exponiendo algunas acuarelas y observar la pasarela de personalidades durante el Festival Alfonso Ortiz Tirado versión 2008 que este año cambió un poco su formato de entretenimiento: la cultura del Canto Bello al ritmo de violines y piano con conciertos para el pueblo en el atrio de la iglesia por la cultura pop sonorense con espectáculos variados de música de jazz, trova y étnica en variados escenarios repartidos en lugares públicos.
Este año, la influencia de Oaxaca como invitado de honor y la china se dejaron ver en algunos de los espectáculos. Uno con los bailables y la exposición de pintura moderna y el otro, por el dragón de la Mojigangas y animación callejera en las calles coloniales. Puedo mencionar que las melodías en flauta peruana y los tambores africanos me aburrieron por la monotonía del ritmo y no dejaron acuarelear la arquitectura colonial de la ciudad cuando en años anteriores, armonizaba la música clásica motivo primordial del festival. Hoy, hasta corridos norteños se dejaron escuchar alrededor de la plaza cuando antes eran recluidos en la Plaza de la Alameda.
La ausencia del gobernador Eduardo Bours y su gabinetazo de lujo es ya una tradición de este festival cabañuelezco para inaugurar los conciertos de gala, las callejoneadas y demás actividades programadas en extenso programa cultural para el pueblo y el escaso turismo estatal, nacional y extranjero que no se dejó ver por la plaza para adquirir objetos artesanales, de las vendimias y obras de pintura expuestas por los Artistas del Festival de Álamos y en la Ruta del Arte.
Inclusive, dos aspectos importantes mermaron el flujo de turismo sonorense y sinaloense que en años anteriores asistía los fines de semana para gozar de nuestro “Cervantinito”: La diversificación de los espectáculos operísticos en las subsedes de cinco municipios y el supuesto boicot a la carretera internacional por los presidentes municipales de Cajeme y Navojoa como medida de presión a la falta de interés del gobierno federal para suprimir la caseta de cobro de Fundición, muy promocionado en la prensa, radio y televisión, provocando cierto temor entre el público por su regreso a sus casas.
Al fin de cuentas, no tuvieron los interesados valentía sonorense para llevarlo a cabo pero el daño ocasionado al Festival FAOT-2008 es imperdonable, por la afectación a la economía de los marchantes que pagaron 350 pesos diarios por un puesto en la plaza donde el comprador no llegó como en otros años. ¡Ni modo! Por favor, políticos e iniciativa privada de Cajeme, (las Cámaras) pónganse de acuerdo y no afecten a los que vamos a Álamos a gozar de la cultura clásica y del arte. No fueron democráticas sus acciones por un --transito libre--, si nos afectaron con ellas. ¿Quién de ustedes va a asumir la responsabilidad?
Con la melodía “Los changuitos” en do menor tocada por su servidor y el tema de “La balada de Adelina”, (una de mis predilectas) ejecutada por la bella y encantadora ex modelo fashion cananense con prestigio internacional Dania Macario a petición e insistencia mía en el piano de cola del bello escenario del teatro sede (El Palacio Municpal); las inolvidables canciones de “Yesteday” y demás repertorio de los Beattles cantadas por un tenor, fueron la ambientación previa al espíritu del FAOT. ¡Formidables!
Me dio gusto saludar al siempre cortés escultor Tony Estrada, Director del Museo Costumbrista de Álamos, donde se llevaron a cabo talleres y conferencias entre salas llenas de historia regional. Crucé la calle para reservar una banca recién pintada de verde en la Plaza de Armas para la exposición ya tradicional del festival, notando el cambio de la imagen urbana de la misma: el kiosco pintado de verde, la sustitución de las bancas de hierro coloniales por de madera de acuerdo al diseño original de las mismas y una bella jardinería de hermosos rosales y agaves en los espacios verdes de la plaza: --“El corazón del festival”--, incrementando su belleza. Acciones que tienen que ver, supongo yo, con los programas federales de los “Pueblos Mágicos de México”, o del Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Felicidades a la Presidenta Municipal.
Grata fue la presencia de la poetisa y cuentista Elia Casillas y del coach de los Mayos Mercedes Esquer para admirar las obras expuestas en la pasarela de la plástica sonorense. Ella, con orgullo mostrándonos sus nuevas publicaciones editadas en España por reconocido poeta internacional mientras degustábamos sabroso bacanora Pascola destilado en Rosario de Tesopaco de exquisito sabor para mitigar el intenso “fríllo” al morir el día.
Como no había compradores de arte, opté por cerrar el changarro y acompañar a los esposos Esquer al concierto de la soprano Zulyamir Lópezrios y del pianista Claudio Herrera, pero como no pudimos entrar por llegar tarde, elegimos por sentarnos en la helada banqueta de cemento anti hemorroides para disfrutar las canciones de opera y románticas mexicanas por la transmisión de Telemax sobre muro blanco de casona antigua; pero como ya hemos andado en la Callejoneada detrás del burro con vino y de la rondalla, nos fuimos a cenar sabrosas gorditas, tostadas con carne de res y menudo en la cenaduría de la esquina del Callejón del Beso frente a la casa antigua de los Bours, donde, el dueño, nos dejó entrar al patio posterior contándonos algo de la historia de esta casa colonial muy antigua de apariciones en la esquina de la cocina, el sistema constructivo típico y demás acontecimientos presenciados por la familia a lo largo de muchos años.
Las conversaciones amistosas con alamenses en verdad engrandecen el festival FAOT por su cordialidad y amabilidad para con los visitantes. La niñez, juventud y el pueblo de Álamos y los artistas de la plaza gozamos mucho de los eventos culturales presentados en le Foro Alterno, en la Alameda y en la calle frente al atrio, nos divertimos y obtuvimos cultura, no lo puedo negar. Pero opino, que si este festival originalmente fue para promover la cultura de la opera y música clásica, es prioritario conservarlo como tal. ¿Para qué el cambio de la cultura culta a la pop actual? Si lo clásico es más bonito que lo moderno y sólo son diez días de entretenimiento anual.

No comments: